El Espanyol - Sevilla disputado en Barcelona ha acabado en una tremenda bronca entre los jugadores de ambos conjuntos, motivada por el gesto que Juan Soriano, el portero del equipo hispalense que tuvo que jugar al lesionarse Vaclik en el calentamiento. El guardameta se encaró con la grada, lo que provocó que Sergi Darder fuera rápidamente a increparle.

El portero del Sevilla acabó expulsado, de igual forma que el centrocampista del equipo catalán, a pesar de que éste abandonase rápidamente la zona y se metiera en los vestuarios.