Nairo Quintana y Alberto Contador en La Vuelta 2016
Nairo Quintana y Alberto Contador en La Vuelta 2016 GRAHAM WATSON / UNIPUBLIC

Quintana aprovechó los ataques en los primeros metros de recorrido de Contador para obtener réditos del despiste del Team Sky y del Orica y hacer camino juntos en una escapada de 14 corredores. Movistar y Tinkoff salieron beneficiados de la lucha entre los equipos punteros, lo que refuerza el liderato de Nairo y acerca al podio al pinteño.

El colombiano tomó las riendas del grupo de cabeza en la última ascensión del día y únicamente Brambilla pudo aguantar su rueda. El italiano del Etixx acabó ganando el 'sprint' y suma su segunda victoria en una gran vuelta esta temporada tras la lograda en el Giro, mientras que Quintana consolida el rojo y roza su primer triunfo final en La Vuelta.

El jefe de filas de Movistar logró una ventaja de más de dos minutos sobre un Froome que en los primeros kilómetros de la etapa se encontró atacado y con únicamente David López como apoyo. El británico encontró en el conjunto Orica un aliado para una lucha que dejó al ganador del Tour de Francia 2016 a más de tres minutos y medio del liderato, tras su crisis en la subida a Formigal.

Movistar y Tinkof, ayudados por el Etixx-QuickStep de David de la Cruz y Gianluca Brambilla y el Cannondale de Formolo, tiraron del grupo cabecero en el que Omar Fraile (Dimension) y Kenny Elissonde (FDJ) volvieron a luchar por el maillot de puntos de la montaña que sigue en posesión del francés.

Los escapados coronaron el segundo puerto del día, el Alto de Cotefablo (2ª categoría), con más de dos minutos de ventaja sobre unos perseguidores en los que Sky tuvo que recurrir a aliarse con Astana para tratar de reducir diferencias, con Koenig eliminado de la lucha por la general.

En la subida a Formigal, los líderes se quedaron solos y Quintana volvió a demostrar ser el más fuerte de entre ellos. El colombiano acabó descolgando a Contador y únicamente Brambilla pudo aguantar su rueda para acabar llevándose la victoria.

Entre los rezagados, su compatriota Chaves fue el menos perjudicado, con casi dos minutos de desventaja, mientras que Froome y Yates llegaron a más de dos minutos y medio, en una clara crisis del tres veces ganador del Tour.

Con este golpe a La Vuelta, Quintana podrá defender su liderato con tranquilidad durante varios días. Este lunes se disputa la decimosexta etapa, de 156,4 kilómetros entre Alcañiz y Peñíscola más propicia para una fuga o llegada al 'sprint' que para la lucha entre los 'gallos' de la general, antes de la jornada de descanso del próximo martes.