Bruce Bowen
Bowen defiende a Lebron James. Efe

La lesión del base Gilbert Arenas cambió por completo los planes de los directivos del equipo de Estados Unidos sobre el último descarte para cerrar la plantilla de 12 jugadores, y el más afectado fue el escolta Bruce Bowen, de los San Antonio Spurs, que se convirtió en el sacrificado.

Bowen había realizado una buena fase de preparación en los partidos amistosos, pero la baja de Arenas obligó a que se tuviesen que quedar dos bases de garantía, y el seleccionador, Mike Krzyzewski, se decidió por Kirk Hinrich, de los Bulls, y Chris Paul, mejor 'rookie' del año con los Nueva Orleans Hornets.

El jugador de los Spurs es uno de los mejores defensores de la liga, pero no tiene la misma efectividad en ataque; de ahí que Krzyzewski se decidiese por Shane Battier, nuevo refuerzo de los Houston Rockets.

Doce años sin ser campeones

La salida de Bowen dejó cerrada la lista oficial de los 12 jugadores con los que Estados Unidos viajará a Japón para luchar por el título de campeones del mundo, tras el fiasco del Mundial de Indianapolis donde finalizaron sextos, algo que no consiguen desde 1994, en Canadá.

Entre los 12 elegidos, las principales estrellas son Dwyane Wade (Miami Heat), LeBron James (Cleveland Cavaliers) y Carmelo Anthony (Denver Nuggets).

El resto del equipo estará formado por Chris Bosh (Toronto-Raptors), Elton Brand (Los Angeles-Clippers), Dwight Howard (Orlando-Magic), Antawn Jamison (Washington-Wizards), Joe Johnson (Atlanta-Hawks) y Brad Miller (Sacramento Kings).