Casillas ante el Borussia Dortmund
Casillas, portero del Real Madrid, despeja un balón ante el Borussia Dortmund. EFE

Alemania está maldita para el Real Madrid. Así lo dicen los números. Allí solo ha conseguido un triunfo europeo en 24 encuentros –en la temporada 2000-2001 ante el Bayer Leverkusen (2-3)-, incluida la derrota en el campo del Borussia Dortmund (2-3), donde mostró una imagen desdibujada y muy poco fútbol.

De inicio, Mourinho, que tampoco ha ganado nunca en el país germano, mantuvo a Essien en el lateral izquierdo y a Sergio Ramos en el derecho, con Khedira, que reaparecía tras su lesión muscular, acompañando a Xabi Alonso en el centro del campo.

Cristiano no faltó a su cita con el gol, pero fue insuficiente

No se hizo esperar la primera ocasión blanca, en una internada de Cristiano Ronaldo a los cuatro minutos, cuyo pase al primer palo no acertó a conectar Özil. El Borussia respondió con un disparo lejano de Kehl, desviado por Casillas en la cepa del poste derecho.

Entonces comenzó a sentir el Madrid la presión del estadio alemán más ruidoso y que siempre se llena. Los merengues empezaron a recular, pero la recaída de Khedira por problemas en los isquiotibiales de la pierna izquierda y la entrada de Modric espabilaron al equipo de Mou. Fueron minutos de dominio madridista, los únicos, en los que Di María y Cristiano Ronaldo lo intentaron desde fuera del área, pero sus tiros se marcharon siempre altos.

El capitán del Borussia, Kehl, volvió a probar a Casillas en un lanzamiento lejano que el guardameta mostoleño sacó sin apuros con una mano. Nada pudo hacer en el gol teutón. Pepe se equivocó al dar un pase fácil a Özil, que cortó Lewandowski para marcharse solo y abrir el marcador con un derechazo seco en el minuto 35.

La reacción del Madrid fue inmediata. Dos minutos después, Cristiano empató con una suave vaselina por encima de Weidenfeller, tras un pase medido al hueco de Özil. Los blancos no tiraron más a puerta en una primera parte en la que sobresalieron los errores de las defensas por encima del acierto de los ataques.

El Dortmund, ambicioso

Tras el descanso, el Borussia salió a por el partido sin contemplaciones y, en cinco minutos, acumuló dos claras oportunidades. En las dos apareció Casillas. En la primera, una contra, el portero madridista despejó el remate de primeras de Gotze, al aprovechar un pase atrás de Piszcek. La segunda fue una falta lateral directa, con la que Reus trató de sorprender a Iker.

El Madrid seguía sin dominar el ritmo del partido, encomendado a un contragolpe. Como en el que Benzema dejó solo a Di María, quien se fue en velocidad de los centrales y cruzó el balón fuera, cuando el portero ya estaba más petrificado que una estatua.

El mejor hombre de los madridistas, Casillas, falló en el segundo tanto del Borussia, un centro desde la derecha, despejado tímidamente por el portero y enganchado de volea desde la frontal del área por Schmelzer. Cierto, Casillas no estuvo acertado, pero la defensa blanca tampoco, ya que no taponó el rechace.

Mourinho trató de cambiar el sino del partido con un trueque de delanteros centro: Higuaín por Benzema. No dio resultado y el Madrid, falto de profundidad e impreciso, regresó de nuevo de Alemania con la cabeza agachada.

- Ficha técnica:

2 - Borussia Dortmund: Weidenfeller; Piszczek, Subotic, Hummels, Schmelzer; Kehl, Bender (Gündogan, 67); Reus (Perisic, 90), Götze (Schieber, 87), Grosskreutz; y Lewandowski.

1 - Real Madrid: Casillas; Ramos, Varane, Pepe, Essien; Xabi Alonso, Khedira (Modric, 20); Di María, Özil, Cristiano Ronaldo; y Benzema (Higuaín, 73).

Goles: 1-0, min 36: Lewandowski. 1-1, min 38: Cristiano Ronaldo. 2-1, min 64: Schmelzer.

Árbitro: Viktot Kassai (HUN). Amonestó a Sergio Ramos, Xabi Alonso y Gündogan.

Incidencias: partido de la tercera jornada de la primera fase de la Liga de Campeones disputado en el Signal Iduma ante unos 80.000 espectadores.