Borja Gómez
El central Borja Gómez. RAYOVALLECANO.ES

La dramática situación del Rayo Vallecano, asolado por las deudas, ha tenido la primera consecuencia en la salida del central Borja Gómez, que ha rescindido su contrato este lunes y ha perdonado los pagos pendientes que el club tiene con el jugador, para poder fichar por el Karpaty de Ucrania.

"Hoy lunes, 28 de febrero de 2011, Borja Gómez, jugador de la primera plantilla franjirroja, ha rescindido su contrato por propia iniciativa con el Rayo Vallecano de Madrid condonando la deuda que el club mantenía hasta la fecha de hoy con él", ha informado el club madrileño.

Borja, quien llegó este verano procedente del Alcorcón y quien recibió incluso una oferta del Real Madrid para jugar en el filial en Segunda B, viajará este martes para firmar con su nuevo equipo por las próximas tres temporadas y podría jugar este fin de semana.

Marcho ilusionado, triste pero contento por el tiempo que he estado en el Rayo"Me marcho con mucha pena por la situación que vive el club, pero es la mejor salida que podía tener. La situación para mí es insostenible porque he cobrado sólo dos meses de los ocho que llevo en el club, y mi situación era crítica", asegura a la par que reconoce que se sigue sintiendo uno más del equipo.

Además, admite abiertamente que fue él quien buscó la salida del club. "Marcho por iniciativa propia, busco un proyecto nuevo y hacerme hueco de nuevo. Surgió la oportunidad y decidí aprovecharla. Marcho ilusionado, triste pero contento por el tiempo que he estado en el Rayo".

En referencia a la situación que vive el Rayo, dijo que prefería no hablar: "Hay un partido muy importante el miércoles ante el Alcorcón y hemos quedado en que hasta entonces no vamos a hablar ninguna de las partes".

La salida del central llega en un momento en el que estaba siendo un habitual de las alineaciones de un Rayo Vallecano que se queda con sólo dos centrales, puesto que Salva, el tercero de la plantilla se encuentra lesionado de larga duración. José Ramón Sandoval, técnico del Rayo ya le dijo que no quería que se fuera, pero "que entendía la situación".

"Pude salir en invierno"

El jugador ha reconocido que pudo salir del club en el pasado mercado invernal, pero que no "le dejaron salir porque la situación no era tan crítica". "Pero ahora ya me he decidido porque en estas fechas es imposible seguir, y salgo renunciando a todo lo que el Rayo me debe".

Y para despedirse tuvo un mensaje para la afición: "Me voy con un buen sabor de boca por la experiencia y por lo vivido. La afición es lo mejor, este Rayo tiene que seguir ahí y ojalá el equipo gana el miércoles y pueda terminar bien la temporada", ha concluido.