Pep Guardiola y Pochettino, entrenadores del Barcelona y del Espanyol
Pep Guardiola y Pochettino, entrenadores del Barcelona y del Espanyol. (EFE) EFE

Montjuïc vivirá esta noche su último derbi entre el Espanyol y el Barcelona, a partir de las 22:00 horas, en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey antes de que el conjunto perico estrene nuevo estadio.

Malos son los presagios del partido, teniendo en cuenta que la última vez que se enfrentaron ambos equipos ocurrieron desafortunados incidentes en la grada del Estadio Olímpico, a propósito del lanzamiento de bengalas por parte de los Boixos Nois.

Ahora, tras olvidarse en parte el lamentable incidente, el grupo de aficionados radicales culé ha anunciado que irán al campo sin identificarse como grupo. La reacción de los Mossos: Aumentar el dispositivo de seguridad

.Supondrá el último derbi entre Espanyol y Barcelona en Montjuïc

Ayer mismo, el propio Guardiola llamó al orden a sus aficionados y a los de todos los equipos, en plena rueda de prensa, dejando constancia de que el acontecimiento puede tener miga una vez más tras el comunicado que hicieron los propios Boixos y su intención es clara: "Despedir de una vez por todas de la ciudad a la escoria perica".

El partido, en lo deportivo, viene precedido por la obligación de Guardiola a Etoo, suplente esta noche, a abandonar el entrenamiento ayer ante una actitud poco adecuada en un equipo de fútbol. En el campo, el técnico culé guardará a casi todas sus estrellas, en este primer asalto ante Espanyol, y contará con Iniesta, Hleb y Bojan como tridente de ataque. En el centro del campo se encontrarán las novedades de Gudjohnsen junto a Touré y Busquets, mientras en la zaga contará con el canterano Sánchez en el lateral derecho, Silvinho en el izquierdo, así como Márquez y Piqué en el centro protegiendo a Pinto.

Tensión en el Espanyol

El conjunto blanquiazul viene con la inercia negativa de la Liga, con el estreno de entrenador (Pochettino por Mané) y con la necesidad de no empeorar aún más el campeonato nacional. Los aficionados pericos también pasan momentos tensos ante semejante situación, antepenúltimo y a cinco puntos de la salvación, y esperan que las cosas cambien ante el eterno rival. Para ello, Pochettino formará con Kameni; Sánchez, Jarque, Torrejón y Beranger; Román, Hurtado y Lola; Valdo, Luis García y Nené.

Por todo ello es de esperar un partido complicado, bronco y subido de tono. Eso sí, siempre dentro del terreno juego y que no haya que lamentar una vez más las actitudes inconscientes de una minoría.