Blatter en la reunión de la FIFA en Berlín
Blatter durante la reunión de la FIFA en Berlín (Arnd Wiegmann/REUTERS). Agencias
El suizo Joseph Blatter, presidente de la FIFA, dijo este lunes que confía en que se produzca un acto público de reconciliación entre
Zinedine Zidane y Marco Materazzi, que protagonizaron la jugada más polémica de la final del Mundial, en la que el capitán francés le dio un cabezazo en el pecho al defensa italiano, en respuesta a los insultos de éste.

"Definitivamente, estamos trabajando en eso, para reunir a Zidane y Materazzi y acabar con esta historia", dijo Blatter en la rueda de prensa previa a la reunión de dos días que juntará, en Berlín, a los seleccionadores de los conjuntos que disputaron el pasado Mundial.

Queremos que se reúnan y acabar con esta historia


El dirigente de la FIFA afirmó que una de las ideas es que ambos acudan a Robben Island, en Sudáfrica, donde estuvo encarcelado durante 27 años Nelson Mandela.

Según la prensa sudafricana, la propuesta partió del hombre de negocios sudafricano, Tokyo Sewale, que al igual que Mandela fue encarcelado en esa prisión por luchar contra el régimen racista de Pretoria.

Contra los penaltis

Blatter también se mostró insatisfecho porque el pasado Mundial se resolviese en una tanda de penaltis, "pero no hay otra solución".

"Aunque encontraremos una. Los penaltis quitan la esencia del fútbol, que es un deporte de equipo y se convierte en un uno contra uno", destacó.

Blatter insistió, no obstante, que el Mundial le dejó satisfecho. "Aún soy un presidente de la FIFA feliz. Durante cuatro semanas, se enviaron emociones positivas al mundo", añadió.