Sorteo de octavos de la Champions
El secretario general de la UEFA, Gianni Infantino, durante el sorteo de los emparejamientos de los octavos de final de la Champions celebrado en la sede de la UEFA en Nyon (Suiza). El azar deparó cuatro grandes duelos por el potencial teórico de sus oponentes: Juventus-Bayern, París Saint Germain-Chelsea, Arsenal-Barcelona y Roma-Real Madrid. Además, el Atlético de Madrid se enfrentará al PSV Eindhoven holandés. Laurent Gillieron / EFE

El expresidente de la FIFA Joseph Blatter ha afirmado que fue "testigo de sorteos" en Europa en los que se calentaron o enfriaron las "bolitas" que contenían los nombres de los equipos, pero aclaró que eso "nunca" sucedió en la FIFA.

Blatter reconoció, en una entrevista publicada este lunes por el diario argentino 'La Nación', que es posible "señalizar, calentándolas o enfriándolas" las bolas que llevan el nombre de los equipos en los sorteos, mecanismo supuestamente utilizado para influir en los cruces o grupos.

"El sorteo en la FIFA era limpio hasta el último detalle. Yo jamás toqué las bolitas, cosa que otros sí hacían. Se las puede señalizar, calentándolas o enfriándolas. Es técnicamente posible. No existen en la FIFA, pero fui testigo de sorteos a nivel europeo en los que eso sucedió", sostuvo.

Blatter explicó que "se ponen las bolitas antes en la heladera" y que "la mera comparación entre unas y otras al tocarlas ya determina las bolas frías y las calientes".

La UEFA consideró este martes "completamente absurdas" las acusaciones de Blatter. "Las acusaciones de que la UEFA ha llevado a cabo sorteos amañados son completamente absurdas y, en consecuencia, no hay nada que comentar al respecto", indicó un portavoz de esa organización.