Birmingham gana la Carling
Los jugadores del Birmingham celebran la victoria en la Carling Cup. Suzanne Plunkett / REUTERS

La manera en la que el Arsenal dejó escapar la Carling Cup es de las que quedan grabadas en el libro de las pifias de la historia del fútbol. Arsenal y Birmingham habían llegado al minuto 89 de la final hasta que un error garrafal de la defensa de los gunners deja el balón a Martins para que remate a placer. Una vergüenza para el Arsenal y una alegría sobresaliente para el ya campeón de este año, el Birmingham.

Las apuestas miraban hacia el Arsenal en todos los aspectos. A raíz de una apuesta estándar que pagaba el triunfo de los gunners a 1.45 por 6 de la victoria del Birmingham, todas las demás se ensamblaban a la perfección dando el título al conjunto de Wenger.

Contra pronóstico

Van Persie era el favorito para marcar y abrir el marcador. Hizo diana pero no fue el primero, sino que fue Zigic, ex del Valencia y del Racing, quien se encargó de anotar el primer gol del encuentro.

La apuesta al resultado exacto también apuntaba al Arsenal de un lesionado y ausente Cesc Fábregas. El resultado pronosticado era el 2-0, sin embargo, ha sido el 1-2 el que pasará a la historia. Dicho marcador se pagaba antes del partido a nada más y nada menos que a 19 euros por cada uno apostado. Muchos ya están disfrutando hoy de las ganancias obtenidas.

Segundo título en el palmarés del Birmingham y sabor más que agrio para los gunners. Toca mirar a la Premier, la Carling Cup 2011 ya es historia.