Marcelo Bielsa.
Marcelo Bielsa. TWITTER LEEDS UNITED

Marcelo Bielsa estuvo en el punto de mira después de haber sido denunciado por mandar un espía al campo de entrenamiento del Derby County –el equipo entrenado por Frank Lampard-, cuando su rival se ejercitaba a puerta cerrada, antes del enfrentamiento entre ambos.

El técnico argentino justificó su comportamiento, asegurando que lo que había hecho "no era ilegal", aunque la Federación inglesa no ha opinado lo mismo, ya que le ha impuesto a su club, el Leeds United, una multa de 200.000 libras –aproximadamente, 228.000 euros-.

El motivo que han dado los desde la Federación ha sido que "la regulación establece que cada club se comportará con la mejor fe", y añade que tras "finalizar las investigaciones", llegó a la conclusión de que "la conducta del Leeds era una violación del reglamento".

Lo más sorprendente ha sido que, después de este suceso, la propia Federación ha introducido una nueva ley que prohíbe que los clubes vean una sesión del equipo oponente 72 horas antes del encuentro. Una anécdota más que añadir a la ya de por sí extensa lista que 'el loco' tiene a sus espaldas.