PyeongChang 2018
Gus Kenworthy besa a su novio en los Juegos de PyeongChang. Instagram: guskenworthy

El esquiador estadounidense Gus Kenworthy ha protagonizado una de las imágenes más sonadas de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang al darle un beso a su novio tras finalizar el domingo su participación en la prueba de 'slopestyle'.

La imagen del beso, que él mismo colgó en su cuenta de Instagram, fue emitida en directo por las cámaras de la NBC y tiene especial relevancia porque era algo que Kenworthy quiso hacer en la anterior cita olímpica de Sochi pero no se atrevió debido a los obstáculos que los gais encuentran en Rusia, donde, entre otras cosas, está prohibida la propaganda homosexual.

De esta forma, Kenworthy, que hizo pública su homosexualidad en 2015 en un reportaje para ESPN, se quita la espina de Sochi mostrando al público el amor por su novio de forma abierta y sin obstáculos.

El esquiador, no obstante, ha escrito en su cuenta de Instagram que no sabía que las cámaras de televisión estaban grabando el momento del beso.

"No me di cuenta de que en ese momento estaba siendo grabado, pero estoy feliz de que así haya sido. En mi infancia nunca habría soñado con ver un beso gay en televisión durante unos Juegos Olímpicos, pero ahora un niño sí podrá verlo. El amor es el amor", asegura.