Julián Bernal
Julián Bernal, en una carrera de sus carreras. J.B.

El veterano atleta, ferrolano de adopción, Julián Bernal ha falleció esta mañana a los 91 años de edad en Ferrol, ciudad en la que pasó sus últimos cincuenta años de vida y en la que fraguó su tardía pero próspera carrera deportiva.

La muerte sobrevino a Bernal prácticamente en activo, pues hace apenas diez días que sumó a su palmarés un último título, el de Campeón de España de cross logrado en el circuito coruñés de la Torre de Hércules.

Sintió la llamada del atletismo cuando se quedó viudo

Nacido en la localidad burgalesa de Sotragero el 16 de febrero de 1919, pero asentado en Ferrol desde hacía medio siglo, fue en esta ciudad en la que en mayo del 77, a los 78 años de edad y tras quedar viudo, sintió la llamada del atletismo, deporte que practicó con ahínco, constancia y sacrificio hasta su muerte.

En estos casi 33 años acumuló a sus espaldas más de 750 carreras y 4.000 kilómetros, además de un extenso palmarés que lo situó como uno de los atletas veteranos más relevantes del mundo.

No en vano, se proclamó campeón mundial en la distancia de 5.000 metros en 2005, en San Sebastián, y logró colgarse un bronce en esta misma distancia en el Mundial de Italia, en 2006.

El atletismo gallego pierde a una de sus figuras más entrañables

Entre sus logros más destacados, figuran la plusmarca mundial en los 3.000 metros, en la categoría de veteranos entre 85 y 90 años. Tanto en campo a través como en buena parte de las carreras en pista -200, 400, 800, 1.500, 3.000- Julián Bernal logró inscribir su nombre como campeón de España y gallego.

Con la muerte de este nonagenario atleta, enrolado en la actualidad en las filas del Egovarros de Viveiro, el atletismo gallego pierde a una de sus figuras más entrañables y uno de los grandes baluartes del deporte de veteranos.