James Rodríguez
James Rodríguez, en la grada del Estadio Santiago Bernabéu. EFE

Nadie se quiso perder el River Plate - Boca Juniors del Santiago Bernabéu. Ni en Madrid ni fuera. Además de los futbolistas locales y las autoridades, multitud de personajes del fútbol y vips en general volaron a la capital española este domingo para presenciar la final de la Copa Libertadores de América 2018. De hecho, la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol, organizadora del torneo) invitó a todos los jugadores sudamericanos que militan en clubes de la Liga española.

En el palco de autoridades, junto al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, estuvo el del gobierno español, Pedro Sánchez, el de la FIFA, Gianni Infantino y el de la RFEF, Luis Rubiales. También el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, el de Cultura, José Guirao, o la secretaria de estado para el deporte, María José Rienda.

Leo Messi, como buen argentino, no quiso perderse el encuentro. La estrella del FC Barcelona no fue el único culé presente en el estadio blanco, ya que también lo estuvieron Jordi Alba, Sergio Busquets o Gerard Piqué.

El Atlético reemplazó al Real Madrid

Otra representación nutrida, por motivos obvios, fue la del Atlético de Madrid, empezando por su entrenador, Diego Pablo Simeone, y su segundo, Germán Burgos, y siguiendo por la plantilla: Jan Oblak, Filipe Luís, Diego Godín o Antoine Griezmann cruzaron la M-30. El delantero francés no ocultó sus simpatías, ya que apareció en las redes sociales vistiendo una sudadera con el escudo de Boca Juniors.

Sí se lo perdieron, paradójicamente, los jugadores del Real Madrid, que a la hora del pitido inicial aún estaban regresando de Huesca, donde ganaron (0-1) su partido de Liga de este domingo. Su excompañero James Rodríguez, ahora en el Bayern, sí llegó a tiempo desde Múnich, así como Lucas Torreira (Arsenal) desde Londres.

La Juventus fue otra de las mejor representadas. Bonucci, Bentancur, Chiellini y Dybala, entre otros, compartieron palco privado. Estos dos últimos protagonizaron una anécdota, ya que trataron de acceder por error al palco de honor y tuvieron que darse la vuelta.

Otros exfutbolistas presentes en el Bernabéu fueron Javier Zanetti y los exmadridistas Esteban Cambiasso y Javier Saviola.