Silvio Berlusconi
Silvio Berlusconi, en una foto de archivo (Reuters) Reuters
Silvio Berlusconi, presidente y accionista mayoritario del Milán, negó durante la cena de celebración navideña del club milanés que su vaya a vender al delantero brasileño Kaká..

"Desde luego, el presidente del Real Madrid, Ramón Calderón, no turba mis noches ni mis despertares con sus intentos de hacerse con Kaká. El sueño de Calderón seguirá siendo tal. No pienso ni en Calderón ni en Kaká, pues mi corazón está seguro de que el brasileño seguirá en el Milán", ha comentado Berlusconi.

El presidente del Milán, además, ha querido marcar la diferencia existente entre la salida el último verano del delantero ucraniano Andriy Shevchenko (Chelsea) y una hipotética de Kaká: "La cuestión de Sheva no tiene nada que ver ni con el fútbol ni con el Milán; fue una cosa familiar".

"Con Sheva no fuimos tentados por el dinero ofrecido (45 millones de euros), sino que debimos sufrir una decisión que él mismo, a su vez, había sufrido de otra persona (su esposa). Fue una decisión impuesta por la familia; y a nuestras mujeres no se las puede decir que no", dijo.

Berlusconi también consideró de "pura fantasía" y de "invención periodística" que Kaká pensara en irse del Milán si el equipo no logra su clasificación para la próxima Liga de Campeones.

Ya pasó antes

Sin embargo, las riadas de tinta que el caso de Kaká está provocando en la prensa en los últimos días, la oferta que el club blanco ha remitido al entorno del jugador de 24 años y publicada en España, así como la similitud de este interés madridista con los finalmente contratados Zidane (julio de 2001), Ronaldo (septiembre de 2002) y David Beckham (julio de 2003) ponen en suspenso las afirmaciones que Berlusconi hizo durante la cena de celebración navideña del club milanés.