Benzema
El jugador del Real Madrid, Karim Benzema (2i), celebra el gol ante el Olympique de Lyon. EFE

Karim Benzema fue el protagonista del partido de ida de los octavos de final de Champions entre el Lyon y el Madrid. Un gol suyo mostró al equipo merengue el camino de los cuartos. Esa ronda maldita que se le resiste a los blancos desde hace ya seis años.

Benzema se destapa así como el killer más rentable de la Champions. Sus promedios así lo dicen. Anota un gol cada sesenta minutos. Es mejor promedio que el que consiguen hombres como Messi, Eto'o o Anelka, que con los goles del martes se convierte en el pichichi de la máxima competición europea.

En el Madrid ya es el máximo goleador en Europa. Cinco tantos le ilustran, uno más que Cristiano Ronaldo.

Pero estos números no son suficientes para ganarse la confianza total de Mourinho, que, una vez más, le dejó en el banquillo. El francés esperó su oportunidad y a los 45 segundos de saltar al césped conseguía el gol que, de momento, pone al Madrid en los cuartos de Champions.

"No quise celebrarlo"

Karim Benzema dijo nada más acabar el partido en Lyon que no celebró el tanto de su equipo "por respeto" a su ciudad, a su familia y a sus amigos.

"No quise celebrarlo por respeto a mucha gente que quiero y a mi antiguo equipo", dijo Benzema en Onda Cero.