Benzema entre dos jugadores del Melilla.
Karim Benzema entre dos jugadores del Melilla durante el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. Jose Manuel Vidal / EFE

Karim Benzema fue el autor del primer gol de la victoria del Real Madrid en Melilla, que acabó ganando por un contundente 0-4. El delantero francés tiró de galones en un partido en el que Santiago Solari jugó con muchos canteranos para su debut, que no pudo ser más plácido.

Ya parece una costumbre que sea Benzema, y no otro, quien anote el primer gol de cada nuevo entrenador blanco. La estadística habla por sí misma: ha marcado el primer gol oficial de cuatro de los últimos cinco entrenadores del Real Madrid. Con Carlo Ancelotti marcó el primero de los dos goles del partido contra el Betis de la temporada 2013/14 de Liga.

Después de la corta etapa de Rafa Benítez (el primer tanto oficial del Madrid del parleño fue de Cristiano Ronaldo, en la Supercopa de Europa contra el Sevilla), llegó Zinedine Zidane para meterle un 5-0 al Deportivo... y abrió el marcador Karim Benzema. Tres títulos de Champions y uno de Liga después, se fue 'Zizou' y llegó el recién despedido Julen Lopetegui. Su primer partido fue la Supercopa de Europa, como en el caso de Benítez, pero el resultado no fue victoria, sino derrota blanca contra el Atlético de Madrid. El autor del primer gol fue, de nuevo, Benzema.

Y ahora ha sido en Copa del Rey, ante un Segunda B como el Melilla, cuando Santiago Solari ha visto cómo de nuevo Karim Benzema hacía el primer gol de su etapa, de momento provisional, al frente del conjunto blanco.