Karim Benzema
Karim Benzema muestra su carnet de conducir. Instagram

Karim Benzema, delantero francés del Real Madrid, ha sido cazado por segunda vez por la Policía conduciendo sin carné, según informaba El Larguero de la Cadena Ser. Es la cuarta vez que el futbolista galo tiene un incidente de tráfico en nuestro país. El futbolista ha sido imputado por un delito contra la seguridad vial tras no aportar el carné de conducir

Según la información, Benzema conducía el lunes sobre las nueve de la mañana un vehículo Rolls Royce, acompañado de una mujer, en las inmediaciones de la terminal T-4 del aeropuerto de Barajas (Madrid), cerca de la ciudad deportiva del Real Madrid en Valdebebas. Los agentes de la Policía Municipal le pararon en un control rutinario y le reclamaron la documentación, pero el francés no disponía de carné ni de los documentos pertinentes para que el vehículo pudiera circular en España.

No pudo aportar ningún documento que demostrara que estaba habilitado para conducir"No pudo aportar ningún documento que demostrara que estaba habilitado para conducir" y por eso se le imputó un delito contra la seguridad vial, aunque no fue detenido, según las fuentes.

También se inmovilizó el vehículo, aunque una vez finalizado el trámite la otra persona que le acompañaba, con un carné de conducir de Suiza, pudo llevárselo.

Aunque el futbolista aseguró que era porque se había dejado los papeles en su casa, los policías comprobaron que no era así, ya que el carné le fue retirado hace dos años por conducir a casi 200 kilómetros por hora en un tramo limitado a 100 y no había seguido el proceso necesario para recuperarlo. Los agentes comunicaron que sería imputado y que será citado en los juzgados de plaza Castilla para un juicio rápido.

Pocas horas después el delantero francés subió una fotografía a las redes sociales en las que se le veía posando con su carnet de conducir dentro de su vehículo. "Sin la mentira, la verdad moriría de desesperanza y aburrimiento", escribió en un mensaje.

El futbolista francés aúna su pasión por la velocidad y los coches con la escasa preocupación por las normas de tráfico. En 2011, fue multado por conducción temeraria en Ibiza. En marzo de 2013, fue multado por el exceso de velocidad antes comentado. Más tarde, volvió a ser multado por no llevar carné y con ésta, ya suman cuatro incidentes de tráfico durante su paso por el Real Madrid. En cualquier caso, parece que el nueve madridista se enfrentará a una elevada multa económica.