Rafa Benítez
Rafa Benítez saluda con resignación a los aficionados del Liverpool. (Efe)

Rafa Benítez, técnico del Liverpool, desea comenzar cuanto antes el proceso de renovación tras caer en la final de Liga de Campeones ante el Milan (2-1). Ha instado rápidamente a los nuevos propietarios del club, los magnates norteamericanos George Gillett y Tom Hicks, a que cumplan con sus promesas.

"A veces, cuando estás en otro país o en otro continente no comprendes la importancia que tienen estos momentos", declaró el madrileño, en referencia a la relevancia que tendrá la rapidez en futuras operaciones.

Decepcionado

A pesar de mostrarse muy "emocionado" por el apoyo público de los dueños y por lo que pueda deparar el futuro, Benítez es consciente de que necesitan "cambiar las cosas ya".

El técnico de los "Reds" subrayó la "gran diferencia" entre el Manchester United, que "pagará casi 30 millones de euros por Owen Hargreaves" al Bayern de Munich, y su equipo, que realizó un gasto de 13 millones de euros por los servicios de uno de sus delanteros.

"Si la gente cree que esta cantidad es suficiente, perfecto", concluyó Benítez, "pero la temporada que viene volveremos a luchar por estar entre los cuatro primeros".