Benidorm-Barcelona.
Víctor Sánchez, del Barça, intenta marcharse del jugador del Benidorm Javier Moreno. EFE

El Barça dejó encarrilada su eliminatoria de dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante el Benidorm después de lograr un triunfo por la mínima en el choque de ida gracias a un gol de Bojan Krkic.

Como ya ocurriera en la Champions ante el Basilea, el canterano fue titular y no desaprovechó la oportunidad que le brindó de nuevo el técnico Pep Guardiola.

El conjunto azulgrana dominó el choque por completo a pesar de la intensa lluvia, aunque Pinto se llevó algún susto que otro, como el remate de Bardal a la salida de un córner que se estrelló en el larguero.

Los de Guardiola respondieron con un par de remates de Bojan y una llegada bien anulada de Víctor Sánchez que acabó en gol.

La resistencia del Benidorm, fruto de la buena actuación de su guardameta Caballero, tocó a su fin en los albores de la segunda mitad, cuando Bojan conectó un disparo desde fuera del área que entró pegado al palo izquierdo del portero.