Lolo y Paleta, del Benicarló
Lolo y Paleta (i), del Benicarló, presionando a Rober, del Carnicer. LNFS.COM

El Benicarló Fútbol Sala ha confirmado este lunes a 20minutos.es el abandono del campeonato nacional, antepenúltimo clasificado de la División de Honor, a consecuencia de los múltiples deudas acumuladas durante varias temporadas, que imposibilitan la viabilidad del club y que obligan al cese de actividades.

La entidad ha llevado a cabo esta tarde una Asamblea Extraordinaria, encabezada por su presidente, José Antonio Gellida, para explicar a los socios la difícil situación económica y tratar de obtener mayor liquidez. Ante la falta de más apoyos, se ha tomado la decisión de comunicar a la LNFS el abandono del campeonato, que lo hará oficial este martes.

Gellida, que buscaba mayor liquidez para que el equipo pudiera continuar en la máxima categoría del fútbol sala, informó que las cuentas del club están embargadas, lo que imposibilita el pago de las subvenciones por parte de la Diputación y el Ayuntamiento, y ha lamentado la pérdida de empresas colaboradoras a consecuencia de la crisis (de 80 empresas, quedan solo 16).

Las deudas podrían ascender a medio millón de euros

Además, según ha indicado Ignasi Senén, jefe de prensa del club, se han mantenido contactos hasta esta tarde con Javier Lozano, presidente de la Liga Nacional de Fútbol Sala, al que incluso se le solicitó la devolución de parte de la fianza de la temporada para poder seguir financiando la entidad. Finalmente, no hubo acuerdo y se ha comunicado a la Liga Nacional de Fútbol Sala la desaparición.

Las deudas, que podrían ascender hasta el medio millón de euros, han acabado con la gran trayectoria del club de fútbol sala, que logró el ascenso a División de Honor en la temporada 2003/2004.

La situación parece dramática ahora para los jugadores de la plantilla, que recibirán la carta de libertad y que a priori no podrán recalar en ningún otro equipo hasta final de temporada al haber concluido el periodo de fichajes.