> "Nunca he visto algo así, le tiraron al suelo y no paraban de darle puñetazos y patadas"

"Nunca he visto algo así, le tiraron al suelo y no paraban de darle puñetazos y patadas"

  • Herido un árbitro en Benacazón al ser agredido "brutalmente" por varios futbolistas de juveniles del Cerro del Águila (de unos 18años).
  • La paliza se produjo en un duelo contra el Betis juvenil, cuando el árbitro sacó la segunda tarjeta amarilla a un jugador del Cerro.
  • "Podía haber salido en un coche fúnebre", dice el agredido.

El joven árbitro Manuel M.R. resultó herido ayer en un partido de juveniles en Benacazón (Sevilla) al ser agredido "brutalmente" por varios futbolistas del equipo del Cerro del Águila en el transcurso de un encuentro con el Betis.

El concejal de Deportes de Benacazón, José Manuel Morales, explicó que la paliza se produjo en el terreno de juego, al principio de la segunda parte del partido, cuando el árbitro sacó la segunda tarjeta amarilla a un jugador del Cerro, que en lugar de abandonar el campo reaccionó abalanzándose sobre él junto a otros compañeros de su equipo.

"Nunca he visto algo así, lo tiraron al suelo y no paraban de darle puñetazos y patadas", lamentó Morales, quien manifestó su preocupación por el estado de salud del colegiado, que está en observación del Hospital de San Juan de Dios de Bormujos, hasta donde fue trasladado en ambulancia.

Estaba semiinconsciente, con una ceja abierta y dificultades para respirar

Precisó que los servicios médicos del Betis atendieron en el vestuario al herido, que "estaba semiinconsciente, con una ceja abierta y dificultades para respirar", cuando consiguieron frenar la agresión con ayuda de algunos jugadores de ambos equipos.

Además, criticó la actitud de algunos familiares y acompañantes del equipo de los agresores, que "querían más, no pararon de incitar la violencia y pedir la cabeza del árbitro".

Sin embargo, el edil de Deportes de Benacazón agradeció la colaboración del Cerro del Águila con la Policía Local y la Guardia Civil, personada en el campo tras los hechos, ya que "el propio equipo ha facilitado los nombres de tres jugadores" como autores de la paliza.

"Hemos pasado un momento muy malo, nos hemos asustando muchísimo", añadió Morales, quien insistió en lamentar lo ocurrido en un partido de jóvenes con edades que rondan los 18 años.

En El programa de AR dice que "un sólo golpe mal dado habría sido suficiente para que me hubieran matado. Me dieron 200 'porrazos' y con uno sólo hubiera sido diferente y podía haber salido del campo en un coche fúnebre en lugar de en ambulancia".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento