El jienense Manuel Beltrán, corredor del Liquigas, justificó su fichaje por la formación transalpina al vencer en la segunda etapa de la Vuelta al País Vasco, disputada entre Urretxu y las Cuevas de Pozalagua, en Karrantza, sobre 191,5 km.

Beltrán, integrante de la escapada de ocho corredores que protagonizó la jornada, dio un ejemplo de saber estar al dosificarse en la ascensión final a Pozalagua,  en donde tensó la carrera el prometedor José Antonio Redondo. Pero Beltrán se mantuvo cerca, le cazó y le distanció en las últimas rampas.

En el grupo de los favoritos, el equipo Saunier Duval demostró mucha ambición para llevarse esta carrera. José Angel Gómez Marchante, ganador del año pasado, volvió a atacar en la parte final y logró entrar en meta tercero, con lo que se sitúa segundo en una general que comanda su compañero Cobo. Alejandro Valverde cedió 17 segundos. Hoy, 173 kilómetros hasta Vitoria-Gasteiz.