Apenas hace dos días, el presidente Ramón Calderón ensalzaba a David Beckham cuando éste anunció su marcha a Estados Unidos. Ayer  cambió radicalmente de opinión. «Beckham nos ha estado toreando durante dos meses. Ni él ni sus representantes nos dijeron que habían firmado con un club ni que tenía ya la casa comprada y todo listo para marcharse. Su trayectoria en el Real Madrid no merecía este final», manifestó en una entrevista concedida a Onda Madrid.

Calderón también admitió la posibilidad de que Beckham rescinda su contrato cuanto antes para no tener así que estar en Madrid sin jugar y cobrando «unas vacaciones» de oro: «Habrá que buscar la mejor fórmula para que el asunto se resuelva de la mejor manera para los dos partes».

Por último, el presidente del Real Madrid habló sobre el maleducado gesto que Fabio Capello dedicó a dos aficionados del equipo tras el partido contra el Zaragoza: «Son cosas que ocurren en momentos de mucha tensión. Son cosas que no se deben hacer, pero somos humanos y ha rectificado con rapidez, como debía».

¿Y qué pasa con Ronaldo?

Una vez descartado Beckham, la dirección deportiva del equipo tendrá que decidir ahora qué hace con Ronaldo. El brasileño se entrenó ayer y parece estar ya recuperado de sus problemas, pese a que Capello también lo descartó. «Aquí va a estar inactivo porque el entrenador ha dejado claro que no cuenta con él y para el jugador y el club sería bueno que sea traspasado si hay ofertas; si no, seguirá aquí», dijo Calderón.