Beckham regresa a la MLS y sus compañeros le reciben con hostilidad

  • Inicia su tercera temporada en la Liga Estadounidense.
  • La afición y sus compañeros no se quedaron muy contentos con los deseos del jugador de quedarse en el Milan.
  • El capitán de equipo, Landon Donovan, critica su forma de comportarse con el equipo.
Beckham se dispone a lanzar una falta con Los Galaxy. (EFE)
Beckham se dispone a lanzar una falta con Los Galaxy. (EFE)
EFE

El futbolista David Beckham comienza su tercera temporada como gran figura del Galaxy de Los Ángeles en plena crisis de confianza por parte de sus compañeros y de los aficionados del equipo, que piensan que no se toma en serio su presencia en la Liga Profesional de Estado Unidos (MLS).

Desde octubre del 2007, cuando el Galaxy se quedó sin opción a luchar por el título, la figura de Beckham, que había llegado en plan de gran estrella salvadora, en julio de ese mismo año, después de concluir la temporada triunfal con el Real Madrid, comenzó a desvanecerse y con ella todo el experimento montado por la MLS.

El capitán del Galaxy cree que Beckham está frustrado y que piensa que la MLS es una broma comparada con Europa

No fue mejor la segunda temporada (2008), en la que los malos resultados del equipo generaron una crisis en la dirección que le contrato, y que finalizó con la marcha del entrenador holandés Ruud Gullit y del gerente general del equipo, el ex jugador y figura de la selección de Estados Unidos, Alexis Lalas.

Hasta ese momento, Beckham sólo había conseguido una mayor venta de entradas y de camisetas, pero sin generar con su fútbol ningún tipo de interés ni motivación dentro del equipo. El rendimiento de Beckham también comenzó a generar el malestar en la plantilla, que veía cómo la figura a la que le pagaban 6,5 millones de dólares por temporada no era capaz de ayudarles, cuando menos, estar en la fase final del campeonato.

Su deseo de quedarse en el Milan

Pero lo peor estaba por llegar. Beckham solicitó a los directivos ir a jugar a la liga italiana con el Milan para no perder la forma física y llegar en mejores condiciones al inicio de la temporada del 2009 en la MLS. El Galaxy lo aceptó, y le cedió hasta marzo del 2009, fecha en que se reincorporaría con el resto de la plantilla, que ahora iba a ser dirigida por Bruce Arena, el ex seleccionador de Estados Unidos, encargado de un nuevo proyecto dentro del equipo.

Sin embargo, después de llegar al Milan y comenzar a jugar con éxito, Beckham planteó al Galaxy, con el consentimiento del Milan, seguir hasta el final de temporada en la competición de la liga italiana y torneos internacionales.

El Galaxy se negó y entonces comenzaron unas "duras" negociaciones, con serias advertencias por parte del equipo angelino, que al final consiguió el dinero que quería de compensación, y la garantía que Beckham volviese de nuevo para el mes de julio.

Curiosamente, su primer partido será el próximo domingo, ante el Milan.

El enemigo en casa

Esta vez no habrá grandes recibimientos, como en julio de 2007. Lo que si le espera al astro inglés es la publicación mañana del libro El experimento Beckham (del periodista Grant Wahl) , en el que la gran figura del fútbol estadounidense y compañero de equipo, Landon Donovan, le critica abiertamente la "ética" profesional y "compromiso" que hasta ahora ha demostrado con el Galaxy.

Espero tener una conversación en privado con Landon para que podamos clarificar el asunto

Quienes conocen a Donovan aseguran que es uno de los deportistas más íntegros que hay no sólo dentro del fútbol sino en todo el país, al que le gusta decir siempre la verdad tanto dentro como fuera del campo, con autocrítica para su propio rendimiento.

"Todo lo que nos importa es que por lo menos se comprometa con nosotros", dice Donovan en libro sobre Beckham. "A medida que pasaba el tiempo, ese no ha sido el caso en muchas maneras, tanto en el campo como fuera de él", asegura Donovan.

El capitán del Galaxy piensa que Beckham está claramente frustrado, que no es feliz, y que piensa que la MLS es una broma, comparado con el mundo de Europa. "También siento que ha dado por seguro que tiene el contrato con este equipo. No veo dedicación o compromiso con este equipo, y eso me preocupa".

"Yo no voy a pasarme los próximos tres años de mi vida haciendo las cosas así. Esto es una maldita miseria. No quiero que el fútbol tenga que ser así", destacó Donovan. Ante esta crítica y contundencia, Beckham ya ha manifestado que es la primera vez que un compañero ha hecho este tipo de manifestaciones sobre su profesionalidad, sin que antes se lo haya dicho a él personalmente.

"Lo único que puedo decir es que es la primera vez que me sucede algo así en mi carrera profesional y espero tener una conversación en privado con Landon para que podamos clarificar el asunto", señaló Beckham.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento