David Beckham, centrocampista inglés del Real Madrid, fue el centro de atención en el entrenamiento en Valdebebas, tanto de sus compañeros como de numerosos medios de comunicación.

Cumpliendo con la nueva medida de Capello, la prensa únicamente pudo grabar 15 minutos , suficientes para mostrar a un Beckham sonriente y feliz, ante las bromas de sus compañeros y con todos los focos de las cámaras apuntándole.

A la habitual presencia de todos los medios de comunicación españoles, se sumaron hoy en Valdebebas representantes de la prensa inglesa. Canales de televisión, agencias, radios y periódicos ingleses estuvieron representados en la ciudad deportiva, donde incluso dos canales televisivos realizaron conexiones en directo desde la puerta de entrada, para ofrecer en vivo la salida de David Beckham con su coche.

Lamentan su salida

En rueda de prensa, su compañero Iker Casillas tuvo elogios para el inglés.

Desde Valencia también llegaron las alabanzas: "Es muy guapo, pero es muy buen futbolista. Hay quien lo ve sólo como un jugador galáctico y de mercado publicitario, pero yo siempre he creído que Beckham es un jugador muy bueno, y a mí no me gusta que nuestra Liga pierda buenos futbolistas", aseguró el entrenador del equipo ché Quique Sánchez Flores.

El inglés, muy ilusionado

"Es un proyecto muy ilusionante para mí y mi familia", dijo el futbolista inglés a periodistas de Los Ángeles con los que mantuvo una vídeo-conferencia desde Madrid.

Mi llegada a Estados Unidos no va a hacer más grande al fútbol en ese país

Beckham reconoció que fue una decisión complicada, pero no traumática. "He jugado durante quince años en el fútbol de máximo nivel con dos de los equipos más grandes del mundo, por lo que poner punto y final a eso fue difícil, pero la decisión de ir a Los Angeles no ha sido dura. Es una gran oportunidad", aseguró.

"Mi llegada a Estados Unidos no va a hacer más grande al fútbol en ese país. Hay otros grandes deportes en Estados Unidos contra los que es muy difícil competir, pero el fútbol tiene un enorme potencial y yo no haría esto si no creyera en el proyecto", destacó el centrocampista del Real Madrid.

Beckham dijo que no irá al fútbol estadounidense "como una estrella", sino "para formar parte del equipo (el Galaxy) , trabajar duro y ayudar a ganar cosas".

El jugador inglés también señaló que había hablado en las últimas horas con el actor Tom Cruise. "Es un buen amigo mío y será una gran ayuda tenerle en Los Ángeles. He hablado con él las dos últimas noches", reveló.

 

Encuesta

¿Crees que ha hecho bien el Madrid en dejar marchar a Beckham?

68,95 % (3073 votos)
No
31,05 % (1384 votos)