David Beckham, aficionado crítica
Un seguidor de los Galaxy muestra un cartel sobre la lesión de Beckham. WARREN TODA / EFE

David Beckham lleva ya casi un mes en los Estados Unidos y, aunque debutó de manera anecdótica (durante 13 min.) en el amistoso con el Chelsea, los aficionados se están impacientando por ver jugar de verdad a la súper estrella de Los Angeles Galaxy, en un encuentro oficial.

Beckham, que durante este mes ha estado más relacionado con Hollywood que con el deporte (hasta le ha propuesto un papel en la serie Mujeres desesperadas), se está recuperando de una lesión en el tobillo izquierdo que se hizo con su selección en junio.

En el último encuentro de los Galaxy, ante los Dallas, los aficionados mostraron su descontento con la estrella, que ni se dignó a viajar con el equipo. Le reclamaron su presencia, algo que podría tener lugar este jueves ante el DC United.

En declaraciones previas al encuentro que enfrentó a su equipo frente a Toronto FC, Beckham señaló que "estaría bien poder jugar unos minutos en Washington", aunque matizó que, para que eso suceda, debe "mantener los dedos cruzados y seguir trabajando".

Cuando golpeo el balón, mi postura hace que recaiga mucha presión sobre el tobillo"

Si Beckham saltase al césped del Robert F. Kennedy Memorial Stadium el jueves, el encuentro frente al DC United sería su estreno en un partido oficial en los EEUU. "El problema es que cuando golpeo el balón, mi postura hace que recaiga mucha presión sobre el tobillo", ha dicho el ex capitán de la selección inglesa.

"Creo que mi lesión se alargará una semana o 10 días más", advirtió Beckham el pasado sábado. "He estado corriendo y ha sido un gran paso adelante, porque apenas había progresado", agregó Beckham, quien admitió que su decisión de no usar cintas adhesivas sobre el tobillo tampoco ayudaba a lograr una recuperación más rápida.

Presiones para que debute de manera oficial

La presión sobre los directivos del Galaxy y de la MLS se incrementa día a día, ya que los fans del inglés asisten a los estadios para verle, y su ausencia les decepciona. "Hay que ser pacientes porque lo queremos en la cancha pero en buena forma", ha declarado recientemente Alexi Lalas, peesidente de los Galaxy. "Él estará mucho tiempo con nosotros".

Pero las ventas de las entradas en los estadios que jugará el Galaxy se han incrementado en más del 30%, lo que evidencia el interés por ver a Beckham, cuya figura también ha provocado que los fanáticos compren más de 300.000 camisetas del Galaxy con su nombre y número.

"Todos los deportistas están en riesgo de lesión y ahora es Becks, pero después puede ser Donovan u otro", añadió Lalas.