Beckham cumple años a ritmo de goles

  • Celebró su 33 cumpleaños marcado dos goles con Los Galaxy.
  • El viernes lo celebró en Los Ángeles con su familia.

No hubo mucho que celebrar en la séptima jornada de la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos (MLS), con la excepción de los dos goles que consiguió el astro inglés David Beckham, un día después de haber cumplido 33 años.

Beckham, que el viernes tuvo tiempo de estar con los suyos en Los Angeles para disfrutar de la fiesta de cumpleaños, luego viajó con su equipo del Galaxy a Salt Lake City.

La cita era para enfrentarse en el Rice-Eccles Stadium, de la Universidad de Utah, sede de los Juegos Olímpicos de Invierno del 2002, al equipo local del Real Salt Lake, el equipo al que este verano se enfrentará en partido amistoso el Real Madrid cuando inaugure su nuevo campo.

Conozco bien este campo, porque ya jugué de gira con el Real Madrid

El partido no pudo comenzar mejor para el Real Salt Lake cuando una excelente combinación entre los argentinos Javier Morales y Fabián Espindola permitió a éste penetrar en el área y batir por entre la piernas al portero Steve Cronin que salía el cubrir espacio.

El gol de Espindola, el tercero en lo que va de la nueva temporada, llegaba al minuto seis de haber comenzado el partido y a los 18, de nuevo Morales puso un balón perfecto cerca del poste derecho del arco defendido por Cronin para que llegase a la cabeza de Kenny Deuchar que remató el 2-0.

Con el marcador adverso, el Galaxy comenzó a abrir sus líneas y a darle más el balón a Beckham, quien iba a demostrar una vez más que es un jugador de una sola pierna, la derecha, y que remata como ninguno a balón parado.

Llegan los goles

Una triangulación de Alan Gordon con Landon Donovan y Beckham permitió a jugador inglés colocarse bien el balón en el pie derecho y soltó desde fuera del área un tiro cruzado a media altura y pegado al poste derecho que hizo imposible la estirada del arquero del Real Salt Lake, Nick Rimando.

Gol de la marca de Beckham cuando se cumplía el minuto 36 y el Galaxy entraba de nuevo en el partido.

Pero Beckham había llegado con la inspiración de sus mejores tardes y sólo necesitó otros cuatro minutos más para que, esta vez, a balón parado, sacó una falta directa, y de nuevo por el mismo lado derecho del arco defendido por Rimando colocó el balón para poner el empate a 2-2 en el marcador.

Me emociono yo mismo y la mayoría de las veces sé que puedo marcar gol

Beckham había conseguido por primera vez desde que llegó a la MLS dos goles en un partido y se ponía con tres en lo que va de la nueva temporada.

"Conozco bien este campo, porque ya jugué de gira con el Real Madrid y ahora ha sido mucho mejor porque el césped es artificial y me adapte bien", comentó Beckham. "En el partido con el Real Madrid habían puesto un césped de hierba sobre el artificial y resbalaba mucho el balón".

Beckham reconoció que cuando tiene la oportunidad de hacer tiros directos a puerta cerca del área lo disfruta igual que un niño.

"Me emociono yo mismo y la mayoría de las veces sé que puedo marcar gol", explicó Beckham. "Últimamente había tirado bien pero dieron en la barrera, aunque esta noche todo fue diferente y estoy muy contento también por el primer gol".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento