Bayern
Daniel van Buyten (c) celebra con sus compañeros de equipo, Roque Santa Cruz (izq), Bastian Schweinsteiger (c arriba) y Lucio (der). (Efe)

El defensa belga Daniel Van Buyten, con dos tantos, el segundo en el último minuto, dio un importante empate al Bayern en su visita al Milan (2-2), que deja al conjunto bávaro muy cerca de las semifinales.

El final del partido fue de órdago, pues llegó el momentáneo 2-1 en favor milanista merced a un penalti que no pareció tal y, cuando se cantaba el triunfo italiano, llegó el segundo tanto de Van Buyten, un zaguero de 29 años que ha vivido su noche más dulce.

Todo ello en un partido que vio durante sus primera hora a un Milan atento, mucho mejor tácticamente, y mentalmente preparado para afrontar una competición que es su "tabla de salvación" de la actual temporada; mientras que el Bayern en ese espacio pagaba una actitud demasiada cauta.

El meta del Bayern, Michael Rensing, estuvo a la altura de Oliver Kahn con ocasiones que salvaron el gol antes. Pero un cabezazo de Andrea Pirlo (m.40), de cabeza (uno de los poquísimos de su carrera de tal forma), dejó tocado a los alemanes.

El portero Rensing dejó claro que es un digno sustituto de Kahn


Pudo aumentar el Milan su cuenta goleadora a poco de iniciare la segunda mitad, pero el colegiado ruso a instancias de su juez de línea pitó un inexistente fuera de juego a Gilardino (m.53) que se iba solo y que, al rematar, vio una tarjeta amarilla que le hará perderse la vuelta.

Y casi seguido, Kaká falló una de las ocasiones que difícilmente hierra un jugador de la gran clase del brasileño. El conjunto alemán se mostraba como un equipo muy discreto y que sufre mucho si se le juega con rapidez y buen sentido táctico; y seguía sin pisar el área rival.

El Bayern adelantó líneas, empujó más, pero también dejaba más espacios al contragolpe milanista, ya con Filippo Inzaghi sobre el campo en lugar de Gilardino.

Insistencia alemana

Pero el Milan, quizás por cansancio, cedió excesivo terreno a un Bayern crecido y que empezó a colgar balones sobre el área milanista. Uno de ellos permitió a Van Buyten recoger un balón suelto y, ante una media salida de Dida, estableció el 1-1 (m.78).

Kaká falló una ocasión que no suele ser habitual en él


El Milan, muy justito de fuerzas, acusó notablemente el mazazo. Pero cuando peor estaba, y más el Bayern dominaba, el colegiado Bakakov se sacó de la mano una pena máxima, por supuesto derribo de Lucio sobre Kaká (m.83), que no lo fue.

Kaká no falló y estableció un 2-1 (m.84) que se presentaba como definitivo. Pero, tras un carrusel de cambios, el Bayern siguió con fe y puso en evidencia el nerviosismo que esta temporada acompaña al Milán en defensa anotando Van Buyten un 2-2 que vale oro.

Ficha técnica

2 - Milán:
Dida; Oddo, Nesta, Maldini, Jankulovski (Kaladze, m.86); Gattuso, Pirlo, Ambrosini; Kaká, Seedorf (Gourcuff, m.84); Gilardino (F. Inzaghi, m.72).

2 - Bayern Múnich: Rensing; Sagnol (Lell, m.68), Lucio, Van Buyten, Lahm; Salihamidzic, Hargreaves, Otll, Sweinsteiger; Makaay (Santa Cruz, m.84), Podolski (Pizarro, m.68).

Goles: 1-0. Min.40: Pirlo, en remate de cabeza; 1-1. Min.78: Van Buyten; 2-1. Min.84: Kaká, de penalti; 2-2. Min.93: Van Buyten.

Árbitro: Yuri Bakakov (RUS). Mostró cartulina amarilla a Salihamidzic (m.33), Gilardino (m.53), Van Buyten (m.84).

Incidencias: Partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones, jugado en el estadio "Giuseppe Meazza" de Milán, que registró prácticamente lleno (unos 67.000 espectadores, con unos 4.500 alemanes).