El líder de la Regata Velux-5 Océanos, el suizo Bernard Stamm, dobló ayer el Cabo de Hornos, uno de los puntos más relevantes de esta vuelta al mundo en solitario y con escalas, prueba en la que el vasco Unai Basurko cedió terreno con respecto al neozelandés Graham Dalton.

El vizcaíno, que va tercero en la etapa tras Stamm y el japonés Shiraishi, se ha quedado sin instrumentos de viento, ya que tanto el de la punta del mástil como el de popa se han roto. Además, al ‘Pakea’ se le ha rasgado la vela de proa y no podrá ser reparada hasta que se seque. Estas contingencias en el barco de Basurko han permitido que se le acerque su inmediato perseguidor, Graham Dalton.