El bombero de apellido imposible que triunfa en las Golden Trail Series

Los ganadores de la prueba Otter Trail, en Sudáfrica.
Los ganadores de la prueba Otter Trail, en Sudáfrica.
R. R. V.

La Otter Trail Race, última carrera de las Golden Trail Series de Salomon, no es una carrera cualquiera. La prueba sudafricana, quizás desconocida para el trail europeo y norteamericano, tiene bien ganada su fama de espectacular e imprevisible. Durante sus más de 40 kilómetros, los atletas navegan por sus bosques, crestean por los acantilados y, sin duda, la parte más espectacular de todas, nadan por el oceáno. Bien, apenas son 20 metros bajo el agua, pero la escena es inédita en otras carreras y llama poderosamente la atención.

La prueba respondió a lo esperado, sorprendiendo en algunos casos. La gran noticia del día, por imprevista a medias, fue el abandono de Kilian Jornet. Llegó renqueante a tierras surafricanas y apenas duró unos pocos kilómetros antes de decir basta. Ni siquiera llegó al agua donde, ya destacado, emergía el polaco de apellido imposible: Bartomliej Przedwojewski. Su ritmo era inalcanzable para el pelotón que lo acechaba, con todos los gallos en grupo durante la tarea acuática: Aritz Egea, Oriol Cardona, Stian Angermund, Marc Lautenstein y Alexis Sevennec.

Bartomliej tenía dos opciones: reventaba el récord de la prueba, en poder del elegante suizo Lautenstein, o reventaba por el esfuerzo. Fue lo primero, no se detuvo y cruzó la meta en 3.40.48, rebajando la plusmarca en diez minutos. Tras él, Lautenstein aprovechaba su experiencia para superar en el último tramo al prodigioso Oriol Cardona. Ambos completarían el podio, con el noruego Angermund en cuarta plaza y el galo Sevennec completando los cinco fantásticos. A la postre, la retirada de Jornet le priva del triunfo final en las Golden, que se lleva en su primer año de vida Stian Angermund.

La batalla fue más disputada en féminas, donde también causó pronto baja la española Sheila Avilés. Al igual que Jornet, llegaba a la prueba lesionada en su gemelo y, pese a intentarlo por todos los medios, pronto se dio cuenta de que no iba a ser su día. Retirada a tiempo...

El movimiento en el grupo de cabeza fue mayor. Comenzó fuerte Silvia Rampazzo y muy retrasada la gran favorita a todo, Ruth Croft. Mientras, Ida Nilsson se colocaba tercera, Eli Gordón no salía del top-5, Holly Page comenzaba a enseñar sus cartas y, en medio de tal constelación, surgía una sudafricana desconocida, Toni McCann.

Las cartas se fueron situando conforme avanzaba la carrera y en el kilómetro 30 quedaba claro que Page, Croft y McCann se disputarían la victoria. Por 20 segundos triunfó Page, relegando a Croft a la segunda plaza y a McCann al tercer cajón del podio. Su llega a meta entre lágrimas, de lo mejor. Fanny Borgstrom y Eli Gordón completaron las cinco primeras posiciones. La segunda plaza aseguró el triunfo general de la neozelandesa Croft, gran dominadora este año en las Golden, la nueva fórmula de Salomon que busca unificar un deporte tan creciente como dividido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento