Rubens Barrichello
Rubens Barrichello, de Brawn GP, en el circuito de Interlagos, en Sao Paulo. Robert Ghement / EFE

Rubens Barrichello vio como su compañero de equipo Jenson Button se alzaba el pasado domingo con el título mundial de Fórmula 1. Y lo hizo de una forma más cómoda de la que, apriori, se había pensado tras la 'pole' conseguida por el brasileño el sábado.

Cuando acabó la carrera, Barrichello buscaba explicaciones para el extraño comportamiento de su monoplaza tras la primera parada en boxes.

Según una infomración del diario As, el brasileño tuvo sospechas de tener tocadas las presiones tras esa parada. Su monoplaza empezó a ir más lento (2,8 segundos) y la estrategia de equipo le perjudicó. Por ello, Rubens gritó por radio: "¿Qué le está pasando a mi coche? ¿Qué le pasa?". la respuesta de su ingeniero fue: "Tranquilo, tranquilo, estás en los tiempos".

El final de la historia ya se sabe. Mientras Barrichello perdía posiciones en la carrera, Button las iba recuperando. El campeonato fue a parar a Gran Bretaña.