Kanoute, del Sevilla, anota un gol
El jugador Frederic Kanoute, del Sevilla, anota un gol ante el Glasgow Rangers. B. S. / EFE

El Barcelona quiere dar un nuevo paso adelante en la Liga de Campeones y parece casi obligado a darlo ante el Rubín Kazan, aunque el líder de la Liga rusa es un rival que ya ha mostrado sus armas empatando (1-1) ante el Inter de Milán.

La misión de los barcelonistas, además de la mera suma de los tres puntos, pasará también por mejorar la imagen ofrecida el pasado sábado ante el Valencia (0-0), especialmente en la primera mitad de aquel partido.

Foco de atención será el sueco Zlatan Ibrahimovic, que se perdió el partido de Mestalla por la contusión que sufrió jugando con su selección, pero que con casi total seguridad estará sobre el césped ante el Kazan Rubín.

El Sevilla, a por el pase virtual

El Sevilla FC afronta la tercera jornada en el Grupo G de la Liga de Campeones ante el Stuttgart, un equipo que no ha pasado del empate en sus dos anteriores partidos europeos y que en la Bundesliga está situado en la zona baja de la tabla.

Los alemanes, por ello, saldrán al VfB Arena con toda la intención de reencontrarse con el triunfo, que sería el primero en esta edición de la 'Champions' y también un paso importante para clasificarse para octavos.

El Stuttgart llega en un pésimo momento al duelo con el Sevilla, en medio de una crisis de resultados que tiene al equipo de Markus Babbel demasiado cerca de la zona de descenso, en la que no ha caído sólo gracias a la diferencia de goles.

Los sevillistas, por su parte, han encauzado bien la máxima competición continental con sus dos convincentes triunfos, en casa ante el Unirea rumano (2-0) y en Glasgow ante el Rangers (1-4), por lo que una nueva victoria en Stuttgart sería poner al equipo virtualmente en la siguiente fase.