Tomás Bellas y CJ Wallace
Tomás Bellas, del Herbalife Gran Canaria, junto a CJ Wallace, del FC Barcelona. EFE

El Barcelona Regal volvió a sudar de lo lindo para derrotar en el Palau Blaugrana (77-73) al Herbalife Gran Canaria que, una vez más, no le perdió la cara al partido en ningún momento y tuvo opciones hasta el final de dar la sorpresa en la pista catalana.

Ganó el Barça porque fue el que más lo mereció y el que estuvo por delante en el marcador durante más minutos, pero el equipo de Pedro Martínez volvió a demostrar que es ahora mismo uno de los más sólidos y completos de la Liga Endesa y un rival muy difícil de doblegar.

Huertas, Navarro y Toolson mantuvieron un duelo al principioLos locales aprendieron del mal arranque del primer partido y empezaron mucho más metidos que el viernes. De la mano de un eléctrico Huertas y un inspirado Navarro (14 puntos en la primera mitad), mantuvieron un emocionante pulso con los canarios durante todo el primer cuarto.

El acierto de Toolson —11 puntos en el primer período— bastó al Herbalife para plantar cara al Barcelona en un apasionante intercambio de golpes que acabó con ventaja local en este primer período (23-20).

La irrupción de Lorbek en el segundo cuarto permitió a los locales abrir un pequeña brecha en el marcador (31-26, min.16), pero siete puntos consecutivos de Newley le dieron la vuelta al electrónico (33-34) en poco más de un minuto y obligó a Xavi Pascual a pedir un tiempo muerto.

La entrada de Jasikevicius revitalizó al Barcelona. Un triple del lituano y dos tiros libres de Todorovic permitieron a los catalanes marcharse al descanso cuatro arriba (40-36).

Parecía que el guión del primer partido de la serie se repetiría cuando el Barça Regal rompió el choque al inicio del tercer cuarto. Con Huertas de nuevo al mando de las operaciones, Navarro y Oleson destrozaron la zona visitante y colocaron a su equipo doce puntos por delante (52-40, min.24).

Reacción canaria

Sin embargo, la reacción de los insulares, liderada por el triángulo Bellas-Newley-Toolson, no se hizo esperar y la tercera manga acabó con un ajustado 58-57.

El Gran Canaria llegó a ponerse por delante con una canasta de Guerra al inicio del último acto. Pero los triples de Oleson y Wallace y unos buenos minutos de Mavrokefalidis en la pintura —Tomic estuvo mucho tiempo en el banquillo con cuatro personales— volvieron a poner con ventaja al Barcelona.

Los triples de Oleson y Wallace dieron la ventaja al Barça

Con 74-72 y dos posesiones por jugarse, Navarro falló un tiro. El Gran Canaria podía haber tenido una última posesión para ganar el partido, pero el balón fue para Sada, quien sentenció el choque con una jugada de 2+1. Los canarios protestaron que se había agotado la posesión porque el tiro de Navarro no había tocado aro, pero los árbitros dieron validez a la acción.

El 2-0 asegura al Barça un hipotético quinto partido en el Palau y obliga al Gran Canaria a ganar la próxima semana los dos partidos en el Centro Insultar de Deportes si quiere mantener sus opciones de disputar su primera final ACB.
 
Ficha técnica:

77 - Barcelona Regal (23+17+18+19): Huertas (9); Navarro (22), Rabaseda (2), Wallace (3), Tomic (1) -cinco inicial- Sada (7), Jasikevicius (3), Todorovic (4), Ingles (-), Mavrokefalidis (-), Oleson (9) y Lorbek (9).

73 - Herbalife Gran Canaria (20+16+21+16): Bellas (9), Toolson (20), Beirán (-), Báez (5), Nelson (10) -cinco inicial- Guerra (2), Newley (17), Alvarado (3), Tavares (-), Oguchi (-) y Slokar (7).

Árbitros: Juan Luis Redondo, Benjamín Jiménez y Carlos Cortes. Sin eliminados.

Incidencias: Segundo partido de semifinales de la Liga Endesa disputado en el Palau Blaugrana ante 4.877 espectadores