Cristiano calentó el Camp Nou

  • El portugués tuvo un gesto feo ante Guardiola.
  • Se produjo una gran tangana y se calentó el partido.
  • El público la tomó con CR7 y le silbó desde entonces.
Cristiano Ronaldo lucha un balón con Davi Alves.
Cristiano Ronaldo lucha un balón con Davi Alves.
EFE

El 'clásico' llevaba media hora de partido y Cristiano Ronaldo provocó la primera gran bronca en el Camp Nou. Perdía en ese momento el Real Madrid por 2-0 tras los goles de Xavi y Pedro, y el portugués, ya caliente por cómo se estaba desarrollando el choque, hizo un gesto feo ante Pep Guardiola que provocó las protestas de los jugadores culés y de la afición local.

Cristiano empujó al entrenador azulgrana cuando éste no le entregó un balón que había salido por banda. La reacción del portugués no gustó nada a los jugadores locales que se enzarzaron con él defendiendo a su entrenador.

Fue entonces cuando se formó una gran tangana llena de empujones e improperios. Pepe, por un lado, y Víctor Valdés, por otro, se convirtieron en los 'reyes' de la bronca. Cristiano, mientras tanto, sonreía de forma burlona ante Iniesta, Busquets y el propio Valdés.

El árbitro, Eduardo Iturralde González, 'salvó' la situación mostrando tarjeta amarilla a CR7, a Valdés y a Pep Guardiola. El partido se calentó desde entonces y Cristiano recibió los silbidos y las burlas del público cada vez que tocaba el balón.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento