Barcelona de balonmano
El Barcelona celebra el título de la Supercopa de balonmano logrado ante el Ciudad Real. 20MINUTOS.ES/Agencias

El Barcelona Borges se adjudicó el primer título de la temporada, la Supercopa de España, al derrotar de forma agónica, pese a llegar a tener hasta seis goles de diferencia, a un BM. Ciudad Real que arrastró su pobre primera mitad para quedarse sin tiempo en su intento de remontada, a la postre imposible.

Los primeros quince minutos fueron de total despropósito del defensor del título, incapaz de superar a la muy dura defensa del aspirante, que mantuvo a raya a un desconocido BM. Ciudad Real, con mínimo tiro exterior y un deficiente bagaje defensivo. Los de Manolo Cadenas acabaron el primer cuarto cuatro goles arriba y la sensación de tener arrinconados a los ciudadrealeños.

Una desastrosa primera mitad de los manchegos dejó el título casi decidido

Talant Dujshebaev buscó un revulsivo con las entradas de Urios, Stefansson -de central- y Abalo, en su estreno en competición oficial, pero no surtió el deseado efecto, como tampoco un tiempo muerto. Si acaso al contrario porque Nagy, impecable desde los nueve metros, y Kasper Hvid bajo palos, hicieron crecer, incluso, la diferencia a favor del aspirante que dobló al 'tocado' campeón a ocho minutos del descanso (6-12).

La reacción manchega llegó cuando primero Nagy y luego Garabaya dejaron al FC Barcelona Borges con dos menos, con menos de cinco minutos por jugarse. La presión, ahora si bien entendida del orgulloso BM. Ciudad Real, reforzó la autoestima manchega, que redujo tres goles su desventaja, y reavivó su afán ganador.

Una fulgurante salida del campeón, como si no hubiera existido intermedio, le puso a un gol. Partido nuevo. El Barcelona Borges ya no tenía tanta fluidez ofensiva, aparte toparse tres veces seguidas con Sterbik, reivindicando su condición de mejor portero de la pasada campaña.

Los de Dujshebaev rozaron el empate y, con ello, dar otro golpe moral a los de Cadenas, pero entre sus prisas y un doble acierto Hvidt-Nagy, los blaugranas volvieron a respirar (19-22). Cuatro ataques seguidos errados de los manchegos reforzaron a un Barcelona Borges que entró en la recta final con ventaja de cinco goles (19-24, m. 50).

El cuadro catalán comenzó a verse campeón. Ralentizó su juego ofensivo y esperó los fallos o desajustes defensivos manchegos para enfilar los cinco minutos finales tres goles arriba que supo defender, no sin apuros.

- Ficha técnica:

25. BM. Ciudad Real (11+14):
Hombrados y Sterbik (p); Laen (-), Kallman (4), Stefansson (4, 2p), Davis (1), García Parrondo (-), Urios (3), Abalo (2), Metlicic (1), Rutenka (3), Zorman (3), Viran Morros (4) y Dinart (-).

26. FC Barcelona Borges (14+12): Hvidt y Barrufet (p); Noddesbo (2), Juanín García (4), Víctor Tomás (2), Garabaya (2), Lozano (1), Ugalde (-), Iker Romero (4), Nagy (6), Jermenyr (-), Boldsen (1), Hansen (-) y Rocas (4,2p).

Marcador cada cinco minutos:
2-4, 3-6, 4-8, 6-10, 7-13 y 11-14, descanso; 15-17, 17-19, 19-21, 22-25 y 25-26 (final).

Árbitros:
Muro San José y Rodríguez Murcia. Excluyeron por dos minutos al ciudadrealeño Abalo, y a los barceloneses Boldsen (2), Nagy (2), Garabaya y Jermenyr (2).

Incidencias: Final de la Supercopa de España, disputado en el Pabellón Universitario de Albacete. Alrededor de 2.500 aficionados, más de un millar seguidores del cuadro ciudadrealeño. Nagy, que acabó como máximo goleador con seis goles, fue nombrado como mejor jugador de la final y Sterbik mejor portero.