El Barça se asegura el liderato por Navidad

La apisonadora azulgrana, ese equipo que bate récords y cuyos jugadores acumulan trofeos individuales, se apuntó ante el Celta la décima victoria consecutiva en la Liga, decimotercera si se le añaden los partidos europeos, y se aseguró el liderato por Navidad hasta el regreso de la competición con la llegada del año nuevo.
Eto'o e Iniesta celebran su victoria
Eto'o e Iniesta celebran su victoria
Efe

El camerunés Samuel Eto'o, uno de los barcelonistas galardonados estos días, en su caso con el reconocimiento como tercer mejor jugador del mundo según la FIFA, se confirmó merecedor de ese podio con dos goles que sellaban un triunfo histórico, porque igualaba el registro de diez ligueros de un conjunto barcelonista que databa de 1956.

Los azulgrana ofrecieron desde el primer momento la imagen de buen juego que le ha llevado al liderato en la Liga y a la conquista de esos trofeos individuales, aunque sin el pragmatismo necesario para romper el partido.

El Celta, mientras, enseñaba sus cualidades en el contragolpe y, en tan sólo un cuarto de hora, ya se había plantado en tres ocasiones ante Víctor Valdés.

El partido se mantuvo durante una larga fase en esa situación de dominio barcelonista sin peligro para Esteban hasta que, en el minuto 32, el brasileño Fernando Baiano dio una nueva advertencia a su rival con una nueva acción de ataque que culminó en balón al palo de Víctor Valdés.

Los sistemas tácticos perdieron validez cumplida la primera media hora de juego y el partido se convirtió en un continuo ir y venir de una a otra portería que respondía más a lo que se espera de un encuentro de eliminatorias que de uno de Liga.

Las mejores ocasiones, en cualquier caso, fueron para el Celta, pero el conjunto gallego cometió la imprudencia de perdonar a un equipo que contaba en punta con dos de los tres mejores jugadores del mundo y lo pagó muy caro.

El partido sólo estaba para una acción de pillo y ahí se encontraron los dos galardonados este lunes en la gala de la FIFA, Ronaldinho y Eto'o, para inaugurar el marcador con gol del camerunés.

El árbitro señaló una falta sobre el brasileño pegada al vértice izquierdo del área gallega que mereció las protestas de los jugadores celtiñas y, mientras éstos se encaraban con el colegiado, el mejor jugador del mundo tocó para que el tercero batiese a Esteban.

Ronaldinho y Samuel Eto'o tuvieron que apelar a este tipo de recursos para reclamar el protagonismo que se les había otorgado desde los prolegómenos cuando brindaron al público sus trofeos conquistados en Zúrich, aunque el más hambriento por demostrar su calidad como matador fue el camerunés, al que el bronce que le concedió la FIFA se le antoja corto.

Con el partido encarrilado al descanso, Eto'o atajó definitivamente cualquier conato de reacción del Celta en la reanudación con un segundo tanto de mejor factura que el anterior. El delantero azulgrana encontró esta vez la conexión en Andrés Iniesta, quien sirvió el balón a la carrera del camerunés, que fusiló a Esteban de fortísimo disparo.

El Celta bajó los brazos, aunque sin permitirse desorden alguno en sus líneas, con lo que el juego se vio limitado a alguna que otra combinación brillante de los barcelonistas.

La mejor de esta segunda parte acabó en balón a la internada del francés Ludovic Giuly, sustituto del argentino Lionel Messi, que topó en el remate final con la oposición de Esteban, algo que le volvió a suceder en los minutos finales ante un público incapaz de tener en cuenta errores de este tipo, completamente embelesado con el juego de los suyos y el regalo de liderato por Navidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento