El conjunto de Dusko Ivanovic no se jugaba nada porque ya estaba clasificado como segundo de grupo (el Panathinaikos es líder), aunque aprovechó la visita del conjunto ateniese para mantener su buena línea de juego.

El equipo ateniense, liderado por Tomasevic (18 puntos) impuso su fortaleza en el primer cuarto, pero el Barça reaccionó a partir del segundo y se llevó el triunfo. Vázquez y Grimau llevaro la batuta en el quinteto azulgrana, que se medirá a Unicaja en cuartos. Hoy, el Joventut visita a Olympiakos (20.15) con la necesidad de ganar por 35 puntos y confiar, además, en el triunfo del CSKA para seguir adelante en la Euroliga.