El Barça indulta al Chelsea
Samuel Eto’o celebra su gol, el segundo del Barça. El camerunés lució ayer muñequeras con la bandera de su país en ambos brazos. A. GEA/EFE
El Barça le tenía ganas al Chelsea del soberbio Mourinho, –he ganado tantas Copas de Europa como el Barcelona en toda su historia– y empezó el partido muy fuerte. Eto’o y Ronaldinho, ayudados por la majestuosidad del Camp Nou, paralizaron el juego inglés y sitiaron la portería de Cech. Sin embargo, el punto de mira estuvo desviado y los disparos acabaron en la grada. El Chelsea, en cambio, aprovechó su primera llegada para marcar en un centro de Duff que Belletti mandó a su red. El Barça encajó mal el golpe y en la jugada siguiente, Drogbá perdonó el 0-2.

Nada más comenzar la segunda parte Drogbá vio la segunda amarilla por una fea entrada a Valdés. El Barça se creció entonces y el recién entrado Maxi López, que debutaba en Champions, empató. Eto’o, a pase de Maxi, hizo el segundo y el Barça mereció más goles, pero le faltó puntería.

La clave: Poca definición

El Barça dominó al Chelsea de principio a fin, pero perdonó demasiadas ocasiones y la renta lograda es escasa para jugar dentro de 13 días en Londres.

La figura: Maxi López

La entrada del argentino revolucionó al Barcelona en la segunda parte. Marcó el primer gol y dio el segundo a Eto’o. Buen estreno de Maxi en la Liga de Campeones.

El dato: Pelea en el túnel

Un técnico del Chelsea impidió a Rijkaard hablar con el árbitro en el descanso y ambos se pelearon. Mourinho no dio rueda de prensa y lo denunciará ante la UEFA.