Ronaldinho guía a un Barcelona mejorado
Henry y Ronaldinho se abrazan tras uno de los goles.(EFE)

El Barça logró ayer su primer triunfo en la Liga después de superar a un Athletic que no fue rival para los azulgrana. Sin pisar el acelerador y con un Ronaldinho más inspirado que en el primer choque en Santander, el Barça fue metiendo el miedo en el cuerpo a los leones. A los 9 minutos, el brasileño sacó un falta y coló el balón por la escuadra del ex espanyolista Gorka. El gol dio aún más confianza al Barça, que siguió atacando con Deco mandando en el centro del campo, Abidal incansable en la banda y Henry buscando el gol con ganas.

Fue precísamente el francés quién propició el segundo tanto del Barça al provocar un penalti muy protestado por los rojiblancos. Ronaldinho tampoco falló desde los once metros.

En la segunda parte el Barça se relajó y Susaeta recortó distancias tras un error de Valdés. La alegría vasca duró poco porque un trallazo de Touré, que no llegó a cruzar la línea de gol, se convirtió en el 3-1.  A partir de ahí, el partido se atascó. Márquez y Koikili acabaron expulsados. Milito y Giovani debutaron.

...y Ezquerro, en el banquillo

Santi Ezquerro ocupó ayer un puesto en el banquillo del Barça después de haber intentado este verano marcharse al Athletic, donde seguramente tendría un puesto asegurado en el once inicial. Ezquerro y el Athletic pretendían cerrar la operación sin compensar económicamente al Barça, hecho al que se negó la directiva azulgrana. «Ya se dijo que la carta de libertad no se daba y tanto el jugador como el Athletic deben ser comprensivos con la decisión».