El jugador del Valencia, Rubén Baraja, no se mordió la lengua en un programa de Telemadrid dónde criticó las palabras de su compañero Angulo por insinuar que en el vestuario valencianista había jugadores "vendidos al poder" del club.

"Si es hombre que lo diga a la cara. Yo no me siento aludido y respeto su opinión, pero creo que fue desafortunada porque pone en duda la honestidad y la integridad de los compañeros", aseguró Baraja.

Baraja añadió que declaraciones como esas "son egoístas y resquebrajan la unidad del vestuario". 

El jugador vallisoletano también considera que el Valencia vivirá "una semana bochornosa" debido al juicio que el viernes enfrentará a David Albelda y al club.

Albelda, que ha sido apartado del equipo junto a Cañizares y Angulo, denunció al club debido a su situación profesional. Ahora ambas partes están negociando para alcanzar un acuerdo que evite el juicio del viernes.