La Juventus celebra uno de sus goles al Atlético de Madrid.
La Juventus celebra uno de sus goles al Atlético de Madrid. EFE

La eliminatoria entre la Juventus y el Atlético de Madrid, correspondiente a los octavos de final de la Liga de Campeones, ha dejado un sinfín de historias paralelas, siendo sin duda una de las más destacadas la celebración que Diego Pablo Simeone dejó tras el 1-0 de José María Giménez en el partido de ida.

Un gesto que no gustó nada ni en el seno de la Juventus ni entre su afición –algunos descerebrados llegaron incluso a desear la muerte de su hija recién nacida después de aquello-, como ha quedado claro después de que el equipo turinés lograse remontar el 2-0 obtenido por los colchoneros en el encuentro de ida.

Han aparecido unas imágenes grabadas desde la grada después de que Cristiano Ronaldo hiciera el penalti del 3-0, en las que se observan al banquillo celebrando por todo lo alto el tanto, y concretamente el brasileño Douglas Costa, dirigiéndose a Diego Pablo Simeone y calcando el gesto que hizo el argentino tocándose los genitales en el partido de ida.