Aficionados en el amistoso Euskadi - Cataluña
Aficionados en el amistoso Euskadi - Cataluña. (Efe) EFE/Albert Olivé

El presidente de la entidad Convivencia Cívica Catalana, Francisco Caja, ha presentado ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña una denuncia por la "quema de banderas de España" durante el partido de fútbol entre las selecciones de Euskadi y Cataluña.

En un comunicado, Caja justifica también la demanda en "las pancartas de temática proetarra que se pudieron ver durante el partido", y añade que todo ello constituye "a todas luces un delito de ofensas contra España y sus símbolos, y otro de exaltación del terrorismo, respectivamente, ambos tipificados en el Código Penal".

Han visionado las imágenes

Aseguran que hay pruebas en vídeo de su denuncia

Convivencia Cívica Catalana ha presentado, tras visionar las imágenes y estudiar la legislación penal vigente, una denuncia ante la fiscalía del TSJC para que "actúe frente a los incidentes ocurridos durante el partido de las selecciones regionales catalana y vasca", que se celebró el domingo en el Camp Nou.

En la denuncia, la entidad pide al fiscal que "inicie las acciones penales legalmente previstas contra los presuntos responsables de los delitos", porque "sólo una acción contundente del Estado de Derecho puede garantizar la no repetición de tan lamentables hechos".

Convivencia Cívica Catalana dice que tanto la quema de banderas como las pancartas de apoyo a ETA están "perfectamente grabadas en vídeo y documentadas".

¿Quiénes son Convivencia Cívica Catalana?

Según reza en su web oficial, se trata de "una coordinadora de entidades cívicas y ciudadanos registrada (...) cuyos fines estatutarios son promover el respeto a los derechos y libertades fundamentales de las personas, fomentar las virtudes cívicas, fortalecer los valores democráticos, actuar contra todo tipo de discriminación (...) y defender la pluralidad cultural, educativa y lingüística en el espíritu de los principios recogidos en la Constitución Española de 1978".

En sus primeros premios hablaron de "boicot de la prensa catalana" en la entrega del galardón de esta entidad a "los grupos de escoltas de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado destinados a la protección de ciudadanos amenazados por el terrorismo".

Alejo Vidal-Quadras (aquí puedes ver su blog) ha sido uno de sus ponentes en dichos premios.