Mario Balotelli, en un entrenamiento con la selección italiana.
Mario Balotelli, en un entrenamiento con la selección italiana. EFE

Según ha informado el diario L'Equipe, Mario Balotelli se presentó a la pretemporada del Niza pesando, nada menos, que 100 kilos. Una cifra absolutamente fuera de lugar para un futbolista de su complexión y altura, que debería estar entre los 75 y los 85 kilogramos. La noticia ha saltado después de que pesos pesados del fútbol italiano como el polaco Boniek o el mítico Arrigo Sacchi criticasen su titularidad en el debut de Roberto Mancini en el banquillo de Italia.

El controvertido delantero no sólo generó polémica por su deplorable estado físico al regresar de sus vacaciones, ya que además intentó forzar su salida del equipo entrenado por Patrick Vieira, buscando un traspaso al Olympique de Marsella que finalmente no se concretó.

Finalmente, y tras permanecer en el club de la Costa Azul, apenas ha tenido protagonismo en el arranque de la Ligue 1, precisamente por esa falta de continuidad en los entrenamientos, y aunque sólo haya sido titular en un encuentro liguero, fue convocado por Roberto Mancini para regresar con la selección italiana, y no sólo eso, ya que además fue de la partida en el encuentro que la azzurra disputó ante Polonia, y en el que sufrió un problema muscular que lo obligó a estar en la grada en el choque ante Portugal.