Salva Puig, que se lesionó el viernes durante el partido contra Polonia en el Memorial Domingo Bárcenas, sufre una rotura de abductor que le impedirá participar con la selección española en el Mundial de Alemania, y será reemplazado por Ion Beláustegui, informó la federación española.

En una primera exploración sobre la pista, los médicos de la selección tenían dudas sobre la zona afectada, pero cuando la expedición llegó al hotel de concentración y se le practicó una ecografía el hematoma preocupaba.

Estoy bajo de moral, he hablado con la familia y están tristes, pero hay que mirar para adelante

Tras repetir la prueba, se han cumplido los peores augurios. "Un hematoma de 6 mm en posición distal en el abductor mayor de la pierna izquierda, lo que corresponde a una rotura fibrilar de dicho músculo, cuya extensión no se puede valorar en estos momentos", aseguraba Carlos Freire, médico de la selección.

Puig, "bajo de moral"

Puig estará entre dos y tres semanas de baja. "Estoy bajo de moral, he hablado con la familia y están tristes, pero hay que mirar para adelante. Es una lesión afortunadamente no muy grave, pero perderme un Mundial, que me hacía mucha ilusión, es un palo gordo", afirmó el lateral.

Ion Beláustegui, el sustituto

El lateral zurdo del Ciudad Real Ion Belaustegui, cuyo próximo destino parece vincularle al Portland San Antonio, se incorporará de forma inminente a la concentración de la selección española en León.

Belaustegui, que ya había entrado en otras ocasiones, comoen el último Europeo, en los planes del seleccionador Juan Carlos Pastor, puede ser la única novedad que presente España de cara al próximo Campeonato del Mundo que disputará en Alemania y donde defenderá el título conquistado en Túnez 2005.

El jugador del FC Barcelona Salva Puig resultó lesionado en el minuto 10 del primer encuentro del Torneo Internacional disputado ante Polonia y, tras las pruebas hoy realizadas, se le ha diagnosticado una rotura fibrilar con un fuerte hematoma de 6 milómetros en el abductor de su pierna izquierda.

A falta de confirmaación, el periodo de recuperación podría oscilar entre las dos y tres semanas.