El Pamesa Valencia se quedó sin voz el pasado domingo en su partido de liga contra el Fuenlabrada.

En una decisión sin precedentes, los árbitros del encuentro decidieron expulsar a José Manuel Parra, "speaker" del Pamesa, cuando quedaban dos minutos para el final.

En el descanso los colegiados ya habían advertido a Parra que dejara de hacer gestos ostensibles de desacuerdo cuando tomaban alguna decisión.

Un ´speaker´ no es un animador, es un informador. Para animar ya están las mascotas y las ´cheerleaders

La paciencia se les agotó a dos minutos del final y tuvo que ser el encargado de pinchar la música el que acabara de realizar los comentarios.

Perplejidad

Parra, que también ejerce de "speaker" del Valencia en partidos de Liga y "champions", ha declarado a Marca: "Todavía estoy perplejo".

"Lo único que me molesta es que me hagan protagonista por algo que aún no entiendo. Siempre me han felicitado por mi trabajo y no sé por qué me expulsaron. Estoy muy dolido".

Según los árbitros, Parra se comportó más como un forofo. "Un ´speaker´ no es un animador, es un informador. Para animar ya están las mascotas y las ´cheerleaders´".

Durante un partido, son los comisarios de la mesa los que controlan a los ´speakers´.

Esta es la primera vez que se expulsa a uno, aunque ha habido más casos en los que se les ha llamado la atención. Hace poco, al del TAU le dijeron que cantara más cortas las canastas y a la del Estudiantes le obligaron en una ocasión a decir los dorsales de los jugadores en inglés.