Muy enfadado y en un tono muy agrio, José Luiz Sáez, presidente de la Federación Española de Baloncesto, ha vuelto a insinuar en una emisora de radio que Pepu va a ser destituido de su cargo de seleccionador nacional antes de los Juegos de Pekín después de que el técnico faltara a una reunión en la Federación para preparar la cita olímpica. Según Pepu, nadie le avisó; Sáez tiene otra versión.

Yo tengo mucho respeto, otros no lo sé

"El conflicto con Pepu se va a acabar muy pronto. Lo tengo muy claro, No podemos estar tres meses así". Sáez se ha mostrado muy duro con Pepu Hernández, al que ha acusado de mentiroso: "Lo que ha dicho Pepu es falso. Hay cosas que no admito. No es justo que se hable de este tema cuando hay mucha gente trabajando por el baloncesto".

El presidente de la Federación de Baloncesto ha negado cualquier responsabilidad en el conflicto y acusó al seleccionar de "dejación de funciones": "No soy reponsable de lo que no he creado. Durante once años hemos ido en una dirección y hemos creado una gran familia, con una línea de trabajo y respeto que no se puede romper".

"Yo tengo mucho respeto, otros no lo sé. Yo hasta ayer estaba muy traquilo", prosiguió el presidente. Cuando le preguntaron si Pepu estaba buscando que le echaran, respondió no sin cierta sorna: "Eso se lo preguntan a Pepu, que maneja mucho mejor que yo las palabras y los tiempos".

No se hablan

También ha confesado que no se habla con el seleccionador y que no se ven desde el día que ofrecieron una rueda de prensa conjunta para apagar el fuego de la anterior crisis: "Hace días que no le veo, y yo no pierdo el tiempo en llamarlo".

Eso sí, Sáezz quiso dejar muy claro que pase lo que pase, "España va a ir magníficamente preparada y en las mejores condiciones para lograr una medalla".