10.000 euros se han llegado a pagar por el balón utilizado en la final de la Eurocopa de Austria y Suiza, disputada entre España y Alemania que se decantó del bando español gracias al tanto de Fernando Torres.

La subasta, destinada para fines benéficos, ha sido organizada por el diario austríaco "Kronen Zeitung" y la firma creadora del balón, recibió un total de 116 pujas vía mensaje telefónico (sms).

Los 10.000 euros irán destinados a un proyecto para el desarrollo del atletismo para los Juegos Olímpicos de Londres 2012.