71 muertos y 6 supervivientes tras estrellarse el avión que trasladaba al equipo de fútbol brasileño Chapecoense

Varios miembros de los servicios de emergencia y agentes de la policía colombiana trabajan entre los restos del avión siniestrado.
Varios miembros de los servicios de emergencia y agentes de la policía colombiana trabajan entre los restos del avión siniestrado.
@policiantioquia - TWITTER
Un avión procedente de Bolivia, con el equipo brasileño de fútbol Chapecoense a bordo, se ha estrellado este lunes cuando se se aproximaba al aeropuerto José María Córdova de Rionegro, en la ciudad colombiana de Medellín. En el avión viajaban 81 personas, 72 pasajeros y 9 miembros de la tripulación. El informe oficial del siniestro ha indicado que hay 71 fallecidos y seis supervivientes.

Un avión procedente de Bolivia, con el equipo brasileño de fútbol Chapecoense a bordo, se estrelló este martes cuando se aproximaba al aeropuerto José María Córdova de Rionegro, en la ciudad colombiana de Medellín, dejando un total de 71 fallecidos y 6 supervivientes, dos de ellos "graves".

El avión perdió el contacto con la torre de control cuando se disponía a realizar las maniobras de aterrizaje, previsto para las 21.33 horas locales (03.33 GMT), cuando volaba por el municipio de La Ceja, cercano a Medellín.

El vuelo transportaba al Chapecoense, de la Serie A, que se dirigía a Medellín para jugar el miércoles la final de la Copa Sudamericana con el Atlético Nacional, su primera final de un torneo internacional en sus 43 años de historia, y que se vio obligado a cambiar sus planes de vuelo a Colombia por una decisión de la autoridad de la aviación brasileña, que le impidió desplazarse a Medellín en un vuelo chárter, por lo que debió embarcar en un avión comercial.

La cifra de muertos y desaparecidos fue incierta durante las primeras horas del rescate, llevado a cabo por los servicios de socorro del gobierno colombiano, y se estimaron inicialmente 76 fallecimientos y 5 supervivientes.

Horas después, las autoridades colombianas redujeron a 71 el número de fallecidos, ya que cuatro personas no embarcaron a última hora.

"Se da por terminada la operación de búsqueda y rescate de las personas que venían del vuelo (...) El balance es el siguiente: seis personas heridas y 71 personas fallecidas para un total de 77 personas", dijo a periodistas el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Carlos Iván Márquez.

El primero en ser rescatado fue el futbolista brasileño Alan Ruschel, lateral izquierdo del Chapecoense que fue ingresado en el Hospital San Juan de Dios de la localidad de La Ceja, al que llegó en estado de conmoción, pese a lo cual preguntaba insistentemente por su familia y pedía que le guardaran el anillo de casado. Y posteriormente fueron rescatados el periodista Rafael Valmorbida, también brasileño, y los dos guardametas Jakson Follmanny y Danilo, aunque este último falleció camino del hospital a causa de las heridas sufridas.

A la lista de supervivientes, se sumó la auxiliar de vuelo boliviana Ximena Suárez, ingresada en la Clínica Soma de Medellín, junto a  otro miembro de la tripulación, Erwin Tumiri, técnico aeronave.

Horas después y tras el trabajo de los servicios de salvamento, lograron rescatar con vida al defensa Helio Zampier Neto, debajo de los restos del fuselaje del avión, confirmando el total de seis supervivientes.

Por su parte, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, confirmó que dos de los supervivientes "están graves".

Rescatados 64 cuerpos

Los propios servicios de socorro ya han conseguido rescatar 64 cuerpos sin vida y "están siendo emnbalados" en el marco del protocolo requerido para la custocida de cadáveres con la presencia de la Policía Judicial, según informaron hoy fuentes de la Policía.

"El tiempo de estudio de los cuerpos encontrados está relacionado con las condiciones en que lleguen los cuerpos; prevemos que no estén en malas condiciones de estudio, de tal manera que esperaríamos tener un tiempo de respuesta corto, no más allá de dos o tres días", dijo en rueda de prensa el director del Instituto de Medicina Legal (IML) de Colombia, Carlos Valdés.

Las condiciones meteorológicas están dificultando la labor de la Fuerza Aérea Colombiana para trasladar los cuerpos de las víctimas "a la Unidad Aérea ubicada en Rionegro, desde donde serán transportados a Medellín",  informó la Fuerza Aérea en un comunicado.

Los equipos de socorro continúan trabajando y "esperan que haya más personas vivas". En total, el avión, trasladaba a 81 personas: 22 jugadores del Chapecoense, 22 periodistas, 28 acompañantes y 9 tripulantes. Entre ellos, un conocido de la Liga española, el ex del Atlético de Madrid, Cleber Santana, que falleció en el accidente.

Cajas negras

Por el momento se desconocen las causas del accidente aéreo, pero un grupo de funcionarios de la Aeronáutica Civil (Aerocivil) ha encontrado ya las dos cajas negras del avión, cuyos registros serán determinantes para saber qué pasó.

"Localizadas las dos cajas negras por personal de seguridad aérea de la aerocivil", indicó en Twitter el director de Aerocivil, Alfredo Bocanegra.

Sí ha trascendido una hipótesis que ha cobrado fuerza en las últimas horas sobre la posible maniobra del piloto de la aeronave que pudo haber evitado una catástrofe mayor.

Esta teoría indica que el piloto —Miguel Quiroga, yerno del exsenador boliviano Roger Pinto, aislado en Brasil desde 2013— podría haber vaciado el depósito de combustible antes de colisionar para evitar así la explosión de la aeronave en el momento del choque. Dicha maniobra explicaría por qué no se incendió el avión, un hecho que ha permitido que hubiese al menos seis supervivientes.

El avión pertenecía a la empresa boliviana Lamia y el director general de la Aeronáutica Civil (DGAC) de Bolivia, César Varela, declaró que la nave despegó del país "en perfectas condiciones". "Nosotros hemos visto que la aeronave tenía todas las reglas de vuelo autorizadas, la aeronavegabilidad aprobada, los permisos de salida de Bolivia, los permisos de entrada a Colombia y los tripulantes estaba con sus licencias en orden", afirmó.

Por otra parte, la aeronave siniestrada es la misma que trasladó hace 18 días a la selección argentina desde Belo Horizonte (Brasil) a Buenos Aires, tras jugar un partido de eliminatorias para Rusia 2018. Respecto a este avión, fuentes de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) que lo habían usado reconocieron, según publicó el diario Clarín en su edición digital, que era "muy chico y muy precario" y se quejaron porque "no estaba a la altura de la Selección".

"Se movía mucho, tenía ruidos por todos lados y los problemas de espacio eran evidentes, tanto que había inconvenientes para acomodar el equipaje de mano en los compartimentos dentro de la cabina", especificaron", añadieron.

De la Serie D a la final de la Copa Sudamericana

El club deportivo Chapecoense, de la ciudad de Chapecó, en el estado brasileño de Santa Catarina, se dirigía a Medellín para disputar el miércoles el partido de ida de final de la Copa Sudamericana contra el Atlético Nacional.

Asimismo, el club ha querido homenajear a sus "guerreros" y recordarlos alegres en un emocionante vídeo en el que celebraban la clasificación para la Copa que ha colgado a través de Twitter. El equipo brasileño, fundado en 1973 y representa a la ciudad de Chapecó, pasó en siete años de la Serie D a la final de la Sudamericana.

En él jugaban futbolistas de la talla de Cleber Santana, ex del Atlético de Madrid, que también viajaba en el avión siniestrado y que falleció.

Siete días de luto y aplazados todos los partidos oficiales en Brasil

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) decretó este martes una semana de luto y anunció que aplazó todos los partidos oficiales previstos para esta semana debido al accidente de avión.

"Debido al trágico accidente ocurrido con la delegación de la Asociación Chapecoense de Fútbol, la CBF —por medio de una resolución directiva— decreta siete días de luto oficial e informa del aplazamiento de todos los partidos previstos en el calendario del fútbol brasileño", informó el organismo en un comunicado.

Tras la medida adoptada este martes por el máximo organismo del fútbol brasileño, la última jornada de liga se jugará el 11 de diciembre, el encuentro entre el Gremio y el Atlético Mineiro se disputará el día 7,y la final Sub'20, un día después. El secretario general de la CBF, Walter Feldman, pidió "comprensión" tanto a los clubes como a los jugadores, que deberán retrasar sus vacaciones a causa del aplazamiento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento