El rugbier Israel Folau
La estrella de los Wallabies, Israel Folau. Rugby Australia

La Federación Australiana de Rugby que rescindirá el contrato de su estrella, Israel Folau, por sus nuevos comentarios homófobos. Por tanto, la selección Aussie no contará con Folau en la próxima Copa del Mundo de Japón 2019.

El jugador volvió a referirse a los homosexuales en un tono despectivo en un mensaje que le costó el rechazo de la comunidad del rugby: "Borrachos, homosexuales, adúlteros, mentirosos, fornicadores, ladrones, ateos, idólatras; el infierno les espera ¡Arrepiéntanse! Solo Jesús puede salvarles”, publicó.

En un comunicado, Rugby Australia aseguró al día siguente que "a falta de factores atenuantes convincentes, tenemos la intención de rescindir su contrato".

Los responsables de la federación australiana tienen claro que "si Israel tiene derecho a tener sus convicciones religiosas, la manera con la que las expresa no es compatible con los valores de este deporte".

Folau es un ferviente cristiano evangelista y puede estar ante el fin de su carrera internacional con el combinado Wallabie. Además, reincide tras ser repudiado públicamente en 2017 por oponerse a la legalización del matrimonio homosexual en Australia: “El infierno espera a los homosexuales si no se arrepienten de sus pecados”, afirmó en aquella ocasión.

El jugador se defendió en Players Voice, recordando que “participé de la portada de la revista Star Observer para mostrar mi apoyo a la Copa Bingham, que es una competencia internacional de rugby gay para hombres y mujeres. Yo creo en la inclusión. En mi corazón, sé que no tengo ninguna fobia hacia nadie".

La polémica desatada por Folau también fue comentada por Alan Joyce, el dueño de la compañía aérea australiana Qantas, patrocinadora de la selección, que es abiertamente homosexual y condenó las declaraciones de Folau.