Luis Enrique
Luis Enrique, durante su presentación como seleccionador español. EFE

El próximo 31 de agosto, Luis Enrique dará su primera lista como seleccionador nacional. El técnico, que ya anunció que en la convocatoria habrá sorpresas, se ha encontrado esta semana con otras dos grandes circunstancias que le obligarán a darle una vuelta de tuerca a la actual España, la del cambio generacional.

El anuncio de David Silva de que deja la Selección española llega días después de que Gerard Piqué hiciera lo propio. Los tres se suman a Andrés Iniesta que, tras el Mundial de Rusia, ya confirmó su adiós a la Roja antes de poner rumbo a Japón.

España afronta dos importantes partidos de la UEFA Nations League ante combinados de renombre como son Croacia e Inglaterra, especialmente reforzados tras sus excelentes papeles en Rusia.

La ausencia de Iniesta, Silva y Piqué abre las puertas de la titularidad a posibles recambios como Nacho, Azpilicueta o Bartra en la zaga; y Asensio, Thiago e Isco, ya habituales, en la medular.

Una serie de decisiones que Luis Enrique, que promete sorpresas, deberá tomar en los próximos 15 días.